El taller esta ubicado en la calle 28 #12a-108

Con más de 38 años de experiencia, ejerciendo de manera independiente el oficio de técnico mecánico, Orlando Caro Morales se establece en Riohacha como empresario en su Taller de Colisión.

Este hombre a quien la vida lo premió con la destreza para la mecánica la cual ejercía de manera informal, se encuentra concretando sus sueños y lo ve al llegar diariamente a su establecimiento en la calle 28 con carrera 12ª.

Ahí un equipo de ocho personas profesionales en servicio automotriz, ofrecen atención de calidad en cuanto a electromecánica, mantenimiento preventivo y mantenimiento correctivo.

Todo esto bajo una tecnología de punta que garantiza un trabajo eficiente con soldaduras en frío y puntos por resistencia lo que permite realizar pintura con un acabado de fábrica.

Para Caro Morales este fue un proceso largo pero satisfactorio, que nació con la idea de ofrecer en Riohacha una atención mecánica con la más alta tecnología certificada a nivel nacional, con la mejor atención y ofreciendo comodidad para sus usuarios.

“Esta es la empresa familiar, durante años el trabajo de mi papá nos dio para vivir bien y formarnos, ahora estamos aquí dándole una mejor cara de manera organizada y muy comprometidos en sacarla adelante”, así lo afirma Jhoanna Caro Dávila, quien funge como representante legal y gerente del Taller.

Cuentan con un equipo de 8 profesionales de la mecánica, latonería y pintura.

El taller está ubicado en un espacio físico de 3.000 metros cuadrados, con cuatro áreas divididas en oficina administrativa, sala de espera para los clientes, área de revisión, colisión y preparación, y una cabina de pintura de siete metros.

Jhoanna Caro explicó: “Somos el único taller de Riohacha que cuenta con una cabina de pintura, esto para resguardar tanto el vehículo y como el material utilizado de los elementos contaminantes, esto permite que la pintura sea con un acabado de fábrica».

Para la familia Caro Dávila este es un logro que han conseguido en equipo, Orlando apoyado en su esposa y cuatros hijos de quienes escuchó las sugerencias para emprender y hoy lo ayudan a sostener este emprendimiento.

Desde hace dos meses se trasladaron  a un nuevo local y se proyectan con llegar a ser el taller número uno en Riohacha por el buen servicio con la más alta calidad y equipos con la mejor tecnología.

-Publicidad-