Un barrio que en vez de ir en busca del progreso, tiene una tendencia a ir para atrás, aseguran los vecinos.
Un barrio que en vez de ir en busca del progreso, tiene una tendencia a ir para atrás, aseguran los vecinos.

En un día como hoy hace 200 se llevó a cabo la batalla de Boyacá, una guerra que buscaba la independencia de Colombia, Venezuela y Ecuador, esta confrontación bélica de la guerra de independencia garantizó el éxito de la Campaña Libertadora de Nueva Granada.

Este acontecimiento ocurrido un 7 de agosto de 1819 en el cruce del río Teatinos, en inmediaciones de Tunja, finalizó con la rendición en masa de la división realista, y fue la culminación de 78 días de campaña iniciada desde Venezuela por Simón Bolívar para independizar el Virreinato de Nueva Granada.

En una fecha como esta pero en 1979 también fue fundado en el distrito de Riohacha, un barrio con este nombre que para ese entonces eran terrenos baldíos que poco a poco fueron ocupando algunas personas que también lucharon para poderse ganar estos en los cuales habitan actualmente.

Han pasado 40 años aproximadamente y a este barrio 7 de agosto le siguen faltando dolientes, para sus habitantes es uno de los tantos sectores olvidados por la administración tanto distrital como departamental.

Según algunos habitantes de este sector, observan que a la comunidad le hacen falta espacios recreativos, deportivos o culturales para los jóvenes; señala que existe una predio en cual se proyectaba la realización de una cancha pero quedó en el olvido, ahora solo sirve de criadero de zancudos o aguas residuales en tiempos de lluvia.

Un barrio que en vez de ir en busca del progreso, tiene una tendencia a ir para atrás, aseguran los vecinos.Es tanta la falta de estos espacios que ha generado escenarios en donde se ha intensificado el consumo de droga en los jóvenes, que a veces están en las esquinas del barrio consumiendo este tipo de sustancias nocivas para su salud.

En temas de seguridad explican que en años atrás se podía caminar a altas horas de la noche pero sin embargo, ahora la inseguridad ha aumentado, los atracos son cada vez más constantes.

Por otra parte, en temas de servicios públicos, los moradores sostienen que, a pesar de tener vecinos como Asaa y Electricaribe, los otros problemas están relacionados a estos; ya que el agua llega cada ocho días, no llega con la fuerza que se requiere y muchas familias no logran disfrutar de este vital líquido.

Con respecto al tema eléctrico manifiestan que los constantes bajones es otra de las problemáticas que deben enfrentar en este Barrio, lo que ocasiona a su vez la pérdida de sus electrodomésticos y nadie responde ante esta situación.

Esta es una realidad que quizás viven los demás barrios , y a pesar de tener años de fundado siguen sumergidos en la pobreza y en el abandono por parte de los organismos competentes.

-Publicidad-