La mitad de la calle está ocupada con restaurantes improvisados donde la constante son los anafres en plena vía pública.
La mitad de la calle está ocupada con restaurantes improvisados donde la constante son los anafres en plena vía pública.
-Publicidad política pagada-

La toma de esta calle es solo un botón de muestra de la manera como los particulares se han tomado las vías públicas, las aceras y los andenes del municipio Maicao.

La gráfica corresponde a la casi centenaria ciudad, que busca y se asoma afanosamente a una ruta de desarrollo que muchos pretenden interrumpir con sus comportamientos que en nada ayudan al progreso de la otrora  vitrina comercial.

A esta decisión absurda de los particulares que solo buscan conseguir sus propósitos económicos bajo la sombrilla del derecho al trabajo, se suma la débil acción del gobierno municipal que no le ha hecho frente con decisión y mucho menos aplica el código de policía y convivencia que obliga a los ciudadanos a guardar cierta distancia de los espacios municipales.

-Publicidad política pagada-

Situaciones absurdas como estas en un corto trayecto de la carrera 12 entre calles 10 y 11 en inmediaciones a la plaza central Simón Bolívar, se viven en varios sectores como en la plaza de mercado y en la misma zona de influencia de la iglesia San José, la cual no puede comunicarse con la plaza porque un enjambre de colmenas construidas con poca estética se interponen abruptamente entre el templo católico y el principal pulmón de la ciudad.

-Publicidad-