José Luis Cotes, gerente de la Unión Temporal de Registro de Vehículos Extranjeros.
José Luis Cotes, gerente de la Unión Temporal de Registro de Vehículos Extranjeros.
-Publicidad política pagada-

Luego de estipularse en el Plan Nacional de Desarrollo el registro de vehículos venezolanos en las zonas fronterizas, que se llevará a cabo hasta el próximo 10 de octubre, algunos propietarios del Distrito empiezan a manifestar su inconformidad ante posibles retrasos en el trámite.

Luis Silva, poseedor de un vehículo extranjero, asegura que motivado con esta iniciativa, hace más de un mes empezó este trámite que exige tener al día: seguro, tecnomecánica y pago de impuestos, para recibir la certificación y la resolución con la que daría por culminado este proceso de legalización.

Luis Silva
Luis Silva.

En este sentido, afirma que a pesar de cumplir con lo exigido, se ha acercado varias veces a la Unión Temporal de Registro de Vehículos Extranjeros y aún no le hacen entrega de la resolución, documento que respalda el proceso, ya que, supuestamente, el Alcalde del Distrito, no ha firmado el aval requerido por falta de tiempo.

-Publicidad política pagada-

Asimismo, asegura que todos los propietarios de vehículos que han realizado el trámite se encuentran en la misma situación, por lo que, les preocupa que llegue la fecha de culminación del proceso y sus vehículos no queden registrados y pierdan el dinero invertido en el trámite.

Por su parte, José Luis Cotes, gerente de la Unión Temporal de Registro de Vehículos Extranjeros, señaló que esta dependencia, se encuentra a la espera de que el Alcalde emita un concepto jurídico o un acto administrativo para poder actuar al respecto.

“Entendemos la preocupación de los usuarios al cancelar sus impuestos en las oficinas del Instramd, pero nos regimos a un mandato de la Alcaldía que debemos acatar, por lo que hacemos un llamado respetuoso a la administración distrital a definir esta situación, teniendo en cuenta que alrededor de 20 propietarios de vehículos se encuentran a la espera de este proceso”, anotó Cotes.

Finalmente, manifestó que, aunque reconocen los tenedores de buena fe que cancelaron sus impuestos a principio de año, también se ha presentado el caso de personas inescrupulosas, que aprovechan la situación, para engañar a usuarios incautos, falsificando documentos del Instramd.

“Esto lo hacen con el propósito de recibir recaudos de manera ilegal, razón por la que todo este procedimiento debe estar sometido a las debidas verificaciones”, agregó el gerente.

-Publicidad-