Camaroneros despiden a uno de sus mejores jóvenes  

Los pobladores del corregimiento de Camarones están tristes, porque uno de sus miembros ya no estará más con ellos. No estará el amigo, el consejero, el de los temas centrados, el pacificador, en fin, se fue uno de sus mejores jóvenes.

Se trata de Hernán Barros Valdeblánquez, de 28 años de edad, administrador de empresas; quien falleció por complicaciones de post operación de una úlcera gástrica, sorprendiéndolo un paro cardiorrespiratorio.

La situación le comenzó, el pasado martes en horas de la mañana cuando se encontraba en las instalaciones del Sena, en donde realizaba una capacitación sobre Asesoría Comercial. Allí se le presentó un cuadro de vomito con sangre, siendo llevado por sus compañeros de clase a una clínica de Riohacha.

En las horas de la tarde persistía el vomito, siendo diagnosticado con una ulcera gástrica e intervenido exitosamente. En su recuperación, se le presentó un infarto a la 5:00 de la mañana de este miércoles, repitiéndole otro unas tres horas después, este último fulminante.  

Para el profesor Luis Carlos Consuegra Cárdenas, se fue una persona que a pesar de juventud, siempre tomaba las situaciones con mucha responsabilidad y eso hizo que se diferenciara de los demás jóvenes, que para muchos camaroneros, fue un ejemplo.  

Hernán era el hijo menor del profesor también fallecido Hernán Barros Rivadeneira. A las 4:00 de la tarde de este jueves lo despedirán los familiares y amigos, quienes han llegado de varias partes del país y será sepultado en el cementerio San Lorenzo.  

-Publicidad-