Dicen que la música es una de las expresiones más increíbles que desarrollan las personas, pues a través de ella logran transmitir los sentimientos o diferentes estados de ánimo que quizás de otra manera no sabrían cómo hacerlo.

Quienes aman la música y la practican destacan que este arte ayuda a mirar la vida de una manera más fácil, tal es el caso del secretario de Gobierno de Riohacha, Ronal Fabián Gómez García, quién desde los 12 años de edad, aproximadamente descubrió en la música, la manera de expresar sus sentimientos.

A esa edad su papá le regaló una guitarra y a partir de ese momento empezó su recorrido por este mundo musical y pesar de sus ocupaciones, cada vez que puede toma su espacio para la música ya que le trae calma, paz, desestrés, le alimenta el alma y el corazón.

Desde que fue juramentado como secretario de Gobierno de la alcaldía de Riohacha se le ha visto en esta faceta de servidor público, intentado responder a las problemáticas del día que se presentan en la capital guajira. No es una tarea fácil y por ello, el tiempo para cantar o componer actualmente es poco.

Gómez García señala que su aprendizaje no fue como profesional pero aprendió apoyándose en amigos que estaban en el mundo de la música, con ellos se reunía y compartía el gusto por la música de acordeón. Con el tiempo empezó con sus primeras composiciones “me nacía, tenía talento para la poesía y lo hacía como aficionado”, algunas de ellas las regalaba o se las ofrecía a sus amigos.

Más adelante, durante su formación universitaria organizó su primer grupo de música de acordeón, él era quien comandaba la agrupación, haciendo las veces de manager. Para Ronal Gómez es un orgullo decir que este grupo aún permanece en la universidad Cooperativa, donde se formó como abogado.

Participó dos años en el festival de La Pajará en Riohacha y en el 2018 se destacó con una canción para Riohacha en el festival del Río de la Hacha con el tema titulado “mis amaneceres” en el cual honra a través de sus letras a esta capital guajira.

«El poco tiempo que tengo para dedicarle al alma y al corazón lo hago en esa faceta de cantante y compositor. Para Ronal Fabián este es un espacio que le hace olvidarse de muchas cosas, como el ajetreo o corre corre de la administración», manifestó.

La música lo motiva y llena de alegría su hogar, por ello, anhela que Dios le dé la oportunidad para seguir practicando porque con ello alimenta el alma y el corazón. También espera que sus hijos se sientan atraídos por la música y sepan que existe algo bonito, como lo es cantar.

-Publicidad-