Con miembros de la Policía y el Esmad se han desalojado a los invasores.
Con miembros de la Policía y el Esmad se han desalojado a los invasores.

Héctor Elías Martínez Pinedo, médico de profesión, manifiesta que el pasado fin de semana, luego de desalojar a varias familias venezolanas y de la etnia Wayúu, que de manera arbitraria invadieron el terreno que hace más de 20 años adquirió en el kilómetro 5, en la vía que de Riohacha conduce a Valledupar, tanto él como su familia han sido objeto de amenazas.

Héctor Elías Martínez Pinedo
Héctor Elías Martínez Pinedo

El médico riohachero, quien actualmente reside en la ciudad de Bogotá, dio a conocer que hace cuatro meses emprendió una lucha para recuperar dicho terreno de una hectárea, interponiendo una querella ante la inspección central de Policía de la Casa de Justicia del Distrito. 

“Luego del estudio del caso y de los documentos que me acreditan como propietario del lote, el inspector de turno aprobó la orden de desalojo y con ayuda de la Policía y miembros de Esmad se logró retirar el personal invasor de mi propiedad”, indicó Martínez Pinedo.

Señala que después de realizar el desalojo intentó cercar el terreno, pero este le fue irrumpido en dos ocasiones, por lo que se ha visto obligado a contratar personal de vigilancia, pero le preocupa que vuelvan a ocupar sus tierras, ya que no cuenta con recursos para pagar este servicio todo el tiempo.

Esta es la propiedad que le quieren invadir
Esta es la propiedad que le quieren invadir.

“También he tratado de arrendarlo para cultivos, pero las personas con las que intento hacer negocio, al conocer la situación, temen a represalias por parte de los invasores y prefieren no tomar riesgos”, anotó Martínez Pinedo

Por otro lado, indica que lo más grave de la situación, es que ha sabido que el promotor de la invasión, ha empezado a ofrecer de manera ilegal, varios lotes en este terreno, a un costo de 4 millones de pesos.

Finalmente, agregó que no ha construido en el lugar, porque aún no tiene los recursos económicos que se lo permitan, pero pide a las autoridades, mayores acciones ante esta problemática que durante décadas ha afectado al Distrito.

-Publicidad-