Muchos eran los riohacheros que la frecuentaban, ya que hacía todas las mañanas unos desayunos especiales. Paz en su Tumba a doña Luz Alarcón de Orozco.

Conocida por su sazón, carisma y actitud de servicio, esa era Luz Alarcón de Orozco, quien en la tarde de este sábado dejó de existir debido a complicaciones propias a su edad, quien tenía 73 años de vida. Era propietaria del restaurante Doña Luz, ubicado en el barrio Arriba de Riohacha.

Luz Alarcón estuvo casada con el también fallecido Leonel Orozco, unión de la cual nacieron cuatro hijos: Elvis, Isidis, Erik e Inés, tres de ellos siguieron los pasos de sus progenitores como emprendedores, mientras que una de sus hijas se dedica a la docencia.

Sus últimos años estuvieron rodeados de quebrantos de salud, debido a una isquemia cerebral, pero siempre se mostró como un roble, firme y con ganas de vivir.

Doña Luz, como le decían por cariño y es el nombre de su negocio, está siendo velada en la calle 9A con carrera 1B número 133. Sus honras fúnebres serán llevadas a cabo en la capilla de la Divina Pastora, para luego ser sepultada a las 4:00 de la tarde de este domingo en el cementerio Central de Riohacha.

-Publicidad-
Compartir