Aspecto de la creciente que ha causado el río Cañaverales en el resguardo de Caicemapa, en el municipio de Distracción.
Aspecto de la creciente que ha causado el río Cañaverales en el resguardo de Caicemapa, en el municipio de Distracción.

Las intensas lluvias que durante las últimas horas cayeron en la parte alta de las estribaciones de la serranía del Perijá, hicieron que el río Cañaverales aumentara su cauce y se desbordara, provocando inundaciones en el Resguardo indígena de Caicemapa, zona rural del municipio de Distracción.

Aspecto de la creciente que ha causado el río Cañaverales en el resguardo de Caicemapa, en el municipio de Distracción.Una emergencia vivían desde este jueves los moradores de esa zona de la jurisdicción de Distracción. Entre las veredas más afectadas según se logró conocer están la de la Ceiba y el Caimito, donde a varias viviendas las aguas correntías del arroyo se introdujeron.

«Aproximadamente entre 60 y 70 familias, residentes en las veredas del Caimito y La Ceiba, tienen sus casas anegadas, por desbordamiento del río Cañaverales», indicó el cacique gobernador del asentamiento aborigen Rubén Antonio Ariza.

Dijo que ya tuvieron la visita de funcionarios de la alcaldía y el personero, quienes hicieron una evaluación de los daños ocasionados por el fenómeno natural.

Aspecto de la creciente que ha causado el río Cañaverales en el resguardo de Caicemapa, en el municipio de Distracción.“Esta situación la vivimos por taponamiento del pequeño afluente en una propiedad, para ser utilizada en épocas de veranos sus aguas para el regadío de pastos en la finca, por lo que se requiere de una intervención inmediata de las autoridades con el objetivo que se realice un dragado al arroyo, o se obligue a los dueños de estos terrenos a dejar que las corrientes del río sigan su curso normal” dijo.

Manifestó que desde hace mucho tiempo se tuvo en miras por parte de Corpoguajira y las alcaldías de San Juan del Cesar y Distracción, construir unos gaviones que impidan que las aguas se salgan del canal, pero todo ha quedado hasta el momento en promesas.

-Publicidad-