Dos hechos protagonizados por la delincuencia en el casco urbano de Fonseca, comienzan a preocupar a las mujeres, una de las víctimas, fue una funcionaria de la UniGuajira y la otra, la presidente de junta de acción comunal del barrio El Paraíso, de ese municipio.

En primer robo lo realizaron dos hombres que intentaron hurtar las pertenencias de Licet Guerra Romero, funcionaria de la universidad de La Guajira sede Fonseca, quien fue intimidada con arma de fuego, quitándole la moto y a su hija el celular.

Los gritos de auxilio permitieron que los vecinos persiguieran a los delincuentes y le lograran arrebatar lo hurtado «La gente escucha mis gritos, la comunidad se les pega y los agarran en la casa de la cultura, el guarda de seguridad de la construcción agarra a uno de estos le quita el celular y este se va a la huida», indicó Guerra.

Este hecho ocurrió sobre las 6:30 p. m. de este sábado, en la calle 17 con carrera 16 esquina, barrio El Campo. La Policía hizo presencia en el lugar y comenzó a indagar para dar con las identidades de los delincuentes.

El segundo episodio sucedió cuando la señora Diana Amaya Frías, presidente de la junta de acción comunal del barrio El Paraíso se dirigía a escuchar la palabra de Dios, en la iglesia La Divina Misericordia. En el trayecto fue abordada por dos hombres que se desplazaban en una mototaxi.

Le arrebataron y pequeño bolso, en donde llevaba sus pertenencias. Este indeseado momento pasó al promediar las 7:30 p. m. del mismo sábado, en la carrera 23 entre calles 17 y 18.

-Publicidad-