En este lugar fue sepultado en el Maicao, Kléiver Chirrío de 21 años de edad de origen venezolano, quien fue muerto a tiros.

28 personas entre amigos, familiares y allegados le dieron cristiana sepultura este domingo al joven Kléiver Chirrío de 21 años de edad y de nacionalidad venezolana asesinado el pasado 9 de octubre en el mercado público de Maicao.

El acto se llevó a cabo en una fría mañana en medio del fango y un cielo semi nublado, luego de cumplirse los requisitos legales para que fuera entregado el cuerpo a su señora madre quien llegó de Venezuela para darle el último adiós al tercero de ocho hermanos que deja una hija de meses.

“Era un pelao sano y camellador, que no fumaba ni bebía. Es decir, no tenía ninguna clase de vicios”, manifestó una vecina que lo conoció desde hace más de un año cuando llegó de su país en busca de trabajo para el sustento propio y el de su familia.

Le puede interesar  Venezolano fue asesinado en Maicao bajo la lluvia

Kléiver quedó sepultado en el cementerio Colombo-Árabe, bajo varios metros de tierra en medio de un hombre que se había quitado la vida ahorcándose y una joven que había sido degollada.

Su joven madre con un ramo de flores artificiales en la mano como único regalo que pudo llevarle en su despedida reveló que él era muy aficionado al boxeo y que había ganado varias medallas en infantil y juvenil.

Por su parte, sus amigos, quienes le echaron las palas de arena fangosa encima para decirle hasta siempre ‘maracucho’, manifestaron estar muy dolidos por la manera como fue asesinado un amigo y pidieron a Dios paz en su tumba.

-Publicidad-
Compartir