En el corregimiento de Carraipía la comunidad clama la presencia de las autoridades para que cesen los hechos violentos que siguen cobrando vidas.

Pese a que las autoridades recolectaron evidencias físicas y testimonios de personas para dar con el paradero de los asesinos de Cristian Mejía, conocido como entre sus amigos y conocidos como ‘Causa’, quien fue atacado a tiros la noche del martes en el corregimiento de Carraipía, zona rural de Maicao, las autoridades no tienen pistas de los asesinos.

Ese día, reinaba la oscuridad, sus victimarios se ocultaron en un monte cercano a donde estaba Mejía y de lejos le dispararon en varias oportunidades, una de las balas lesionaron algunos órganos vitales y sumado a la pérdida de tiempo para conseguir transporte y trasladarlo a un centro médico de la ciudad fronteriza, no fueron su aliado.  

Pasadas las 3:00 de la madrugada de este miércoles, Cristian Mejía perdió la batalla contra la muerte. Los facultativos le informaron a sus familiares que había dejado de existir.

Para muchos de los habitantes del pueblo este homicidio fue perpetrado por un peligroso grupo de delincuencia común que ha sido conformado entre venezolanos y colombianos, que tienen intranquila a la comunidad, que ha venido generando hechos de violencia e inseguridad.

Según algunos pobladores, este afianzamiento de la delincuencia es producto de la ausencia de autoridad y de las instituciones encargadas de llevar programas de orientación familiar integral a los colectivos que han encontrado en el licor, la droga y el contrabando de combustibles y armas una forma de vivir sin control alguno.

-Publicidad-
Compartir