Dos atentados sicariales en Maicao, cobró una vida, continúan los delincuentes ganando la batalla, ante la autoridad.

Este sábado en la ciudad de Maicao se registraron dos casos de intento de homicidio en los que resultó muerto un hombre y otras dos personas sufrieron heridas de consideración, entre los cuales se encuentra una menor de edad perteneciente a la etnia Wayúu.

Sobre las 12 del mediodía se reportó el primer caso en el que Ricardo Peña, señor de nacionalidad venezolana, recibió cuatro impactos de bala: dos en la zona intercostal izquierda y dos en el cráneo.

Este hecho ocurrió en la calle 22 con carrera 3 del barrio San Antonio, lugar donde Peña conversaba con otras dos personas que se encontraban, al igual que él, a bordo de una motocicleta hasta que el parrillero abrió fuego en repetidas ocasiones.

Una de las balas alcanzó a herir a una menor de edad de trece años perteneciente a la etnia Wayúu. El proyectil atravesó la espalda a la altura del omóplato derecho y se alojó en el esternón, comprometiendo algunos órganos internos.

Ricardo Peña, de treinta años de edad, y la menor fueron llevados a un centro clínico de la ciudad donde los médicos lograron mantenerlos con vida pese a la gravedad de las heridas. De Peña se supo que se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos, mientras que la menor tiene pronóstico reservado.

El segundo caso sucedió minutos después, exactamente en la intersección de la calle 10 con carrera 17, en las cercanías del mercado público de Maicao, una zona de alto tráfico peatonal y comercial donde se han registrado casos similares en el pasado.

Allí dos hombres a bordo de una motocicleta abalearon al señor Julio Clemente Ariza, quien se encontraba ejerciendo el comercio de frutas en una carreta como medio para conseguir el sustento diario para él y su familia.

En la calle 22 con carrera 3 del barrio San Antonio, atentaron contra Ricardo Peña, quien se encuentra recluido en centro médico de Maicao.

El señor Julio fue llevado de inmediato a la misma clínica que los heridos del atentado, pero llegó sin signos vitales.

De Julio Ariza se pudo conocer que tenía 37 años de edad, residía en la vía que conduce de Maicao al corregimiento de la Majayura y que se dedicaba al comercio desde hacía algunos años en el sector.

Miembros de La Policía Nacional y del CTI hicieron acto de presencia para comenzar con las experticias de rigor que puedan esclarecer estos dos casos y los conduzcan a los responsables.

-Publicidad-