En aras de alegrar la navidad de los niños pertenecientes a las comunidades Wayúu ubicadas alrededor de las Instalaciones del colegio de bachillerato Sagrado Corazón, estudiantes, padres de familia y directivos se unieron para entregar detalles a los menores menos favorecidos.

Gilberto Martínez Charris, rector de la Institución, señaló que en diciembre la responsabilidad del Sagrado Corazón es tratar de brindarle a los niños y residentes de estas comunidades aledañas, un espíritu navideño.

“Ofrecerles un detalle que traen los estudiantes, como parte del trabajo social que durante el año escolar ellos mismos realizan, impartiéndole a los jóvenes a compartir y apoyar a sus comunidades”, indicó el Rector.

Dio a conocer que para este año las comunidades fueron beneficiadas con alrededor de 300 regalos, una obra que también se está desarrollando en otras festividades como el Día del Niño, donde a los menores se les ofrece recreación didáctica y se les apoya con útiles escolares.

“Es un trabajo social institucionalizado en el Colegio, en el que se vincula a los estudiantes, en aras de despertar en ellos la solidaridad y amor navideño con los niños Wayúu”, anotó el Rector.

-Publicidad-
Compartir