Los venezolanos regresan con sus enseres a su país, pasar el fin de año con sus seres queridos.
Los venezolanos regresan con sus enseres a su país, pasar el fin de año con sus seres queridos.

Continúa el retorno masivo de ciudadanos migrantes venezolanos que se han establecido en diferentes ciudades del país.

Procedentes de diferentes sectores de la costa Caribe y de otras latitudes, llegan a Maicao donde se abastecen de alimentos y ropa para llevar hasta sus ciudades de origen en medio de difíciles circunstancias de inseguridad debido a las penurias que deben pasar.

Una vez intentan cruzar la frontera por trochas infectadas por grupos irregulares que amenazan con quitarles lo que llevan si se niegan a pagar o compartir con los delincuentes sus pertenencias.

En la ciudad también enfrentan diversas emociones. Dejar aquí a los amigos y a muchos familiares que por diversos motivos no pueden viajar y los altos costos de las tarifas del pasaje.

Los venezolanos regresan con sus enseres a su país, pasar el fin de año con sus seres queridos.“Los que más nos friegan son nuestros propios paisanos que nos cobran mucha plata para llevarnos”, dijo una joven madre de familia que viaja con varias maletas y sacos llenos de comida y tres niños.

Los conductores se defienden y aducen las alzas en los pasajes a los altos costos también de la gasolina. En Maicao, en este momento una garrafa cuesta sesenta mil pesos colombianos.

Un pasaje de Maicao al fronterizo corregimiento Paraguachón en automóvil vale 8 mil pesos, es decir cien mil bolívares. Los pasajes hasta Maracaibo son cobrados en plata colombiana 100 mil pesos o en su efecto en dólares, 35 por persona.

Sin embargo, la oferta y la demanda se mueven con mucha facilidad y el transporte ilegal le gana con mucha distancia a los establecidos legalmente, debido a que no existe un control tarifario establecido, debido precisamente a la informalidad del sistema de trafico interfronterizo e internacional entre Maicao y la ciudad de Maracaibo, capital del vecino Estado Zulia, distante dos horas desde esta localidad colombiana.

-Publicidad-