La mayoría de los testimonios recogidos por esta redacción en la ciudad de Maicao demuestran el poco nivel de popularidad y aceptación con que cerró su gobierno.
La mayoría de los testimonios recogidos por esta redacción en la ciudad de Maicao demuestran el poco nivel de popularidad y aceptación con que cerró su gobierno.
-Publicidad-

Por REI Santana.

El período de gobierno que finalizó el 31 de diciembre del 2019, significó la culminación de ocho años de dominio municipal del grupo político conocido como ‘Los Naranjas’, representados en ese cuatrienio por el abogado y docente fonsequero José Carlos Molina Becerra.

La opinión generalizada en la población maicaera sobre la gestión del exalcalde es, cuando menos, poco positiva, puesto que la mayoría de los testimonios recogidos por la redacción de La Guajira Hoy en la ciudad de Maicao demuestran el poco nivel de popularidad y aceptación con que cerró su gobierno.

Israel Villalba
Israel Villalba.

«De pronto le faltó tiempo o no proyectó bien, sin embargo dicen muchas personas que él dejó proyectos establecidos pero ya ve que no dio para terminarlos», dijo para este medio el señor Israel Villalba, un cambiador de divisas en la Plaza Bolívar.

El mandato de José Carlos Molina deja el recuerdo reciente de recurrentes levantamientos de la restricción de circulación de motocicletas y motocarros en fines de semana y puentes festivos, según lo demandara la necesidad o su criterio, lo que le mereció distintas opiniones.

Juan Pablo León
Juan Pablo León.

«Cualquier día festivo era excusa para levantar la restricción del tránsito de motos y motocarros, lo que nos afecta directamente porque somos empresas legales de transporte, no como las mototaxi que es un transporte informal», dijo Juan Pablo León, administrador de una línea de taxis.

Fabian Torres
Fabian Torres.

«La gestión del alcalde no fue muy buena. Le faltó palabra porque una de sus promesas fue que nos generaría fuentes de empleo, por lo menos para los mototaxistas que lo apoyamos en su campaña. Esperábamos que al menos no nos molestaran tanto, pero apenas se montó no sé qué le pasó», lamentó Fabián Torres.

Luis Ballesta
Luis Ballesta.

«Nos quedaron mal. Prácticamente nos metieron el dedo y sin vaselina con los temas de la tecnomecánica para vehículos viejos como el mío. Los últimos dos años fue cuando vimos cómo se apretaron más las restricciones con nosotros», indicó Luis Ballesta, transportista en la ruta Maicao-Maracaibo.

Con los eslóganes ‘Más progreso, mejor ciudad’ y ‘Maicao sí vale la pena’, el vecino del barrio El Bosque, se propuso la construcción de obras de impacto urbanístico para la ciudad, sin embargo, las más icónicas tuvieron detalles que dejaron entredicho la capacidad de su gabinete.

Manuel Montes
Manuel Montes.

«Su gestión no la vi muy bien. Esta obra tenía que haber abarcado más espacio, por ejemplo. Por eso no me sentí representado por los gobernantes de esos cuatro años», dijo el señor Manuel Montes, morador del barrio Divino Niño, cercano al monumento Barbas de Maíz.

Jhonatan Durán
Jhonatan Durán.

«Fue grave, hubo muchas obras mal hechas. Ese Chococono quedó mal puesto porque una mula o el camión de basura no da la vuelta correctamente. Por eso y muchas otras razones no me gustó mucho la gestión del anterior alcalde», expresó Jhonatan Durán, taxista en la zona del parque Centenario.

Domingo Arias
Domingo Arias.

«Es una cuestión que estuvo un poco anormal. Creo que no hizo lo que debía hacer porque inauguró el parque identidad sin hacerle la pavimentación al rededor. Hay muchas críticas porque hubo mucho que quiso hacer pero no lo hizo o lo hicieron mal», dijo el señor Domingo Arias, tintero de larga data en la ciudad.

En una entrevista dada a un programa radial el 27 de diciembre, en ese momento el alcalde José Carlos Molina explicó a groso modo los intentos, gestiones y proyectos que realizó en el poder y las obras que debería continuar el nuevo alcalde, excusándose con la crisis de gobernabilidad del departamento.

José Carlos Molina Becerra, alcalde de Maicao.

El comercio, fuente principal de ingresos de muchas personas en Maicao, sufrió duras caídas solo consoladas con las temporadas altas como Semana Santa, vacaciones, comienzo de clases y diciembre. Los últimos dos años no se realizaron carnavales.

Kathy Becerra
Kathy Becerra.

«Sí notamos que las ventas bajaron muchísimo estos últimos años, más del 50 por ciento, además he visto mucha inseguridad, mucha delincuencia… a mí ya me da miedo salir a la calle», reveló Kathy Becerra, dependienta en un almacén productor de café de importación en cercanías al mercado público.

Claudia Brito
Claudia Brito.

«Para mí fue muy mala. Nos golpeó mucho. No nos dieron solución con los pabellones del mercado porque eso está antihigiénico, no tiene alcantarillado, no tiene accesos ni condiciones mínimas para atender y como no se llegó a nada nos tuvimos que salir de nuevo a la calle», explicó Claudia Brito, comerciante de especies marinas.

Jesús Fernández
Jesús Fernández.

De todos los testimonios recogidos, únicamente el de Jesús Fernández, un pimpinero en el barrio El Carmen, se encontró con una evaluación positiva sobre el trabajo de José Carlos Molina al considerarla ‘aceptable’ pues señaló que «todo fue bien, trabajamos tranquilos».

Quedarán para la historia las promesas hechas, las rotas y las incumplidas; los apoyos económicos a estudiantes, los operativos de recuperación de espacio público, las alarmas comunitarias, las 6 mil 500 luminarias LED, las 4 mil viviendas, las polémicas homofóbicas en redes sociales y las denuncias que recibió el exalcalde Molina.

«Es cierto, líderes populares han alcanzado algunos espacios públicos, como la alcaldía, concejo, asamblea y han defraudado la esperanza y la confianza depositada», José Carlos Molina Becerra, (2008).

-Publicidad-