Relajados y chateando estaba la paraeja conformada por el soldado profesional y la adolescente de 16 años de edad.
-Publicidad-

Un artefacto explosivo estalló en horas de la madrugada de este domingo en una vivienda localizada en el resguardo indígena de Mayabangloma, zona rural del municipio de Fonseca.

El aparato fue lanzado encima del techo, causando daños en una lámina y lesiones en la pierna derecha a Alexander José Ramírez Solano, soldado profesional indígena, adscrito al batallón de Operaciones Terrestres, número Uno, quien se encontraba de permiso visitando a sus padres.

-Publicidad-
-Publicidad-

También resultó lesionada en una de sus extremidades inferiores la mujer del militar, una adolescente de 16 años de edad, identificada como Kimberly Guerrero Manjarrez.

Los dos fueron trasladados al dispensario del grupo de Caballería Mecanizado Número Dos Juan José Rondón y posteriormente, a un centro asistencial de mayor nivel en San Juan del Cesar.

Sobre el caso acontecido el comandante del tercer Distrito de la Policía, el mayor Fabián Pedraza, dijo que, al inspeccionar la casa donde sucedieron los hechos, se dieron cuenta que hay un tejado roto con un orificio pequeño como si se tratase de la penetración de una piedra.

«Encontramos unos papeles plásticos quemados con olor a pólvora, lo que nos hace intuir que no fue un artefacto explosivo original. Hay dos personas con laceraciones leves, que son como quemaduras, producto de las esquirlas de la caída del mismo techo”, indicó el Alto Oficial de la Policía.

Anotó que por lo que pudo indagar en la población aborigen, todo se podría derivar de situaciones internas que existen entre los mismos nativos y sobre las cuales, se abstuvo de hacer más precisiones.

“Es un tema aislado que no podríamos calificar como un fenómeno derivado de problemas de inseguridad en esta jurisdicción del municipio de Fonseca, ni tampoco asegurar que comienzan a hacer efectivas las presuntas amenazas, que al parecer un grupo al margen de la Ley hizo a este asentamiento Wayúu” acotó, el mayor Pedraza. 

Caso contrario opina el Cacique gobernador de Mayabangloma, Oscar Uriana Solano, tras indicar que había previsto las cosas, aconsejándoles a los integrantes de la comunidad que tuvieran mucho cuidado.

“Le he dicho a mi gente que tenemos que organizarnos mejor, mantener la guardia indígena en la vía, porque aquí están ingresando personas foráneas y de esto he entregado denuncias al ejército y la policía, para que realicen operativos en el Resguardo, sobre todo los sábados y días de fiestas”.

“Yo creo que lo ocurrido son efectos, de las intimidaciones que se hicieron a través del panfleto, no podemos esperar otra cosa y porque está sucediendo, esto es una muestra de que sí hay fuerzas oscuras aquí dentro de nuestro territorio” concluyó diciendo, Uriana Solano.

-Publicidad-