Cada vez que inicia una administración siempre se presentan  funcionarios de libre nombramiento y remoción que se resisten a abandonar el cargo, olvidándose que en su momento alguien renunció para que fuese viable su nombramiento.

En este sentido, parecen olvidar que en su momento su vinculación se dio por favores políticos y llegaron a la administración de la mano de un mandatario amigo. Sin embargo, se atornillan, olvidándose que deben salir, porque quien viene a administrar también quiere acompañarse de su personal de confianza y de acuerdos políticos.

En este orden de ideas, el alcalde José Ramiro Bermúdez Cotes, no ha podido darle funcionalidad a su proyección administrativa, puesto que tiene un profesional para cada cargo, el cual está siendo ocupado por un funcionario que se ha aferrado al mismo, teniendo como escudo algún amparo de ley.

En la actualidad son nueve los funcionarios públicos que no quieren dejar la ‘teta’ del distrito de Riohacha. Algunos presentan incapacidades por salud, lactancia materna o embarazo, bien sea la mujer o en su defecto el hombre.

El secretario Privado y de apoyo a la Gestión, Álvaro Gnecco Rodríguez no quiere abandonar el cargo porque la ley no se lo permite, puesto que se encuentra en un periodo de pre-pensión y se apega a una figura que dice: estabilidad laboral reforzada porque está pendiente por pensionarse.

En diálogo con La Guajira Hoy, precisó que la norma lo ampara, que sobre el tema existen pronunciamientos de la Corte Constitucional y para pensionarse le hace falta unos 18 meses. Parece ser que Luis Pablo De Armas, por ahora quedará con las ganas se posicionarse como secretario privado del Distrito.

Por su parte, Gloria Estrada Guerra quien se desempeña como secretaria de Desarrollo Económico, se encuentra incapacitada ya que le realizaron unas cirugías muy complejas de columna, las mismas que la mantienen incapacitada hasta ahora, indefinidamente.

Entre los funcionarios existen tres hombres que estan aferrados al cargo por licencia de maternidad: Juan Pimiento director de urbanismo y espacio público; Leonardo Ochoa Mejía, director de la oficina de Afrodescendientes y Alexander Redondo; director de Interventoría y proyectos.

Se encuentran embarazadas: Ariannys Torres Sánchez, directora del Instramd; Erika Oviedo, directora de Aseguramiento y Zulenis Gómez, directora Financiera. Finalmente, también se encuentra atornillada la jefe de Talento Humano, Davileynis Mejía Arias, quien entró en la administración de Fabio Velásquez y ha soportado el carácter de 12 alcaldes.

-Publicidad-