Cuando conducía su vehículo, sufrió un paro cardiorrespiratorio, siendo trasladado a un centro asistencial en dónde intentaron reanimarlo, pero no se pudo recuperar.

Este episodio ocurrió pasadas las 7:00 de la noche, en la ciudad dónde Edgar Moscote Levette, habitaba con su familia.

Esta noticia ha entristecido a los empleados y contratistas del hospital Santa Teresa de Jesús de Ávila del municipio de Dibulla, igualmente a los habitantes del corregimiento de La Punta de Los Remedios.

«Es una muerte que nos sorprende, un buen profesional que desde la Gerencia del Hospital le estaba sirviendo a sus paisanos y demás vecinos. Es una noticia que nos conmueve, nuestras condolencias a la familia de Edgar», indicó el alcalde de Dibulla, Marlon Amaya Mejía.

Sus familiares realizan las diligencias para trasladar el cuerpo desde Barranquilla hasta el corregimiento de La Punta de los Remedios, municipio de Dibulla, en dónde se le dará cristiana sepultura.

Paro cardiorespiratorio (PCR)

Es la repentina detención de la respiración y del latido cardíaco en un individuo. Puede ocurrir por diversas causas, algunas de las más típicas son ahogo por inmersión o choque eléctrico, efectos de anestesia y otros fármacos, esfuerzo físico muy extremo.

Implica la detención de la circulación de la sangre y, por lo tanto, la interrupción del suministro de oxígeno al cerebro. Si un paciente entra en este estado la muerte es inminente, lo que requiere una intervención inmediata a través de reanimación cardiopulmonar (RCP), es decir, compresiones torácicas y respiración artificial. Tomado de Google.

-Publicidad-