Foto archivo. Cortesía de Vanguardia.

Una organización integrada al parecer por sujetos de nacionalidad venezolana y colombiana, entró a operar en el Sur de La Guajira y su accionar delincuencial estaría encaminado, a dejar sin sus armas de dotación a los vigilantes.

La alerta sobre ese particular fue lanzada por algunos administradores de empresas, que prestan el servicio de guardia en diferentes instituciones públicas y privadas, previniendo a su personal, para que tomen las precauciones y medidas pertinentes, evitando ser presa de quienes han puesto en práctica esta nueva modalidad delictiva.

Los individuos ante cualquier descuido del celador, llegan y lo intimidan para luego arrebatarle el arma de fuego y comercializarla con otros grupos criminales.

-Publicidad-