Wendy Michelle Murillo, reina nacional del Bambuco
Wendy Michelle Murillo, reina nacional del Bambuco.

Luego el avión aterrizó en el aeropuerto Almirante Padilla de Riohacha, la reina nacional de Bambuco, Wendy Michelle Murillo, dijo que percibió el amor y cariño de los riohacheros. Era la primera vez que la recibían en un aeropuerto con aplausos y abrazos.

Indicó que el viaje superó sus expectativas y sería una aventura para nunca olvidar. Su gastronomía, su cultura y su gente es lo mejor de ella pudo conocer. «La Guajira es un lugar mágico de tradición y cultura, de mujeres bellas, de diversidad, su paisajes son divinos que no es como se lo pintan a nivel nacional, que La Guajira es pobreza».

Wendy Michelle Murillo, reina nacional del BambucoGracias al diseñador venezolano, Jeanwill Lubo, logró vestirse con una fantasía Wayúu, “me sentía toda una majayut Wayúu, y sobre todo cuando el maquillador y periodista Juan Parra, logró maquillarme y dejarme regia como él mismo lo dice”, fue para ella una experiencia autentica en una sesión de fotos en todo el paisaje de La Guajira.

Wendy Michelle Murillo, la reina nacional del Bambuco llega a Riohacha por invitación de la comunidad Lgtbi y participó en uno de los desfiles. En La Guajira se sintió alagada y dijo que los guajiros eran muy buenos anfitriones. Recuerda que una de las razones más lindas que pasó fue que la Fundación Cactus Guajira, le obsequió una mochila Wayúu marcada con su nombre.

Wendy Michelle Murillo, reina nacional del BambucoTambién visitó a la Casa del Abuelo, junto a la gestora social Belinés Fuentes “la verdad era la primera vez que compartía con personas de la tercera edad y lo primero que quise hacer fue saludar a cada uno así hubieran muchísimos, regalarles un abrazo, una sonrisa y decirles lo feliz que estaba en su ciudad”.

Se fue fascinada de la gastronomía: comió cazón, tortuga frita y friche; “No les puedo negar que puse cara de sorpresa porque nunca en mi vida había comido esas cosas. Pero lo primero que me dije a mi misma es que estaba viviendo una nueva experiencia y tenía que tener la mente abierta ante todo”.

En este momento Wendy se armó de valor y empezó a comer, a probar el sazón de La Guajira, se dio cuenta que su gastronomía es deliciosa y que no quería que se acabara.

Igualmente, recorrió la playa y se hizo un set de imágenes que le quedarán para la historia. Al lado de las mochilas, en la playa. «Fueron unas fotos para nunca olvidar, la luz de ese día estaba confabulada conmigo, porque de verdad, esas imágenes salieron hermosas», terminó diciendo Wendy Michelle, reina nacional del Bambuco.

-Publicidad-