Lurvis Vence Jiménez, de 51 años de edad, residía en el barrio El Centro, del municipio de El Molino, sur de La Guajira.
Lurvis Vence Jiménez, de 51 años de edad, residía en el barrio El Centro, del municipio de El Molino, sur de La Guajira.
-Publicidad-

Cuando se transportaba en un autobús que hacía la ruta desde Los Ángeles a San Francisco, en el Estado de California, fue muerta a bala una mujer oriunda del municipio de El Molino, sur del Departamento de La Guajira, localizado al norte de Colombia.

La víctima fue identificada como Lurvis Vence Jiménez, de 51 años de edad, residía en el barrio El Centro de El Molino, había viajado desde La Guajira en busca de trabajo para darle un mejor bienestar a su familia, ya que tenía tres hijos, que eran la adoración de su vida.

Vence Jiménez había viajado en avión desde Colombia al país de México y de ahí por tierra a la ciudad de San Francisco, Estados Unidos. Uno de los pasajeros desenfundó un arma de fuego y la accionó contra los pasajeros, resultando la molinera muerta y cinco personas más quedaron lesionadas.

Las víctimas, todos pasajeros, fueron trasladadas con heridas de bala a hospitales de la zona, menos una de ellas, que falleció debido a la gravedad de sus lesiones y cuyo cadáver quedó dentro del vehículo, aseguró a los medios locales el portavoz de la Patrulla de Carreteras, Steve Loftus.

Imagen del autobús en la escena. Foto Infobae.
Imagen del autobús en la escena. Foto Infobae.

El tiroteo se registró hacia la 1:30 a. m. (hora local) y dos horas después en Colombia, en la carretera interestatal que une la dos urbes californianas, en el área de Grapevine, cerca de Fort Tejon Road, unos 130 kilómetros al norte de Los Ángeles, poco más de una hora después de que el vehículo hubiera comenzado el viaje.

Loftus aseguró que investigan los motivos por los que esa persona, de la cual no dio detalles, pudo haber empezado a disparar contra los otros pasajeros. En el vehículo viajaban unas 40 personas, según el portavoz policial.

El fallecimiento de ‘Eja’ como cariñosamente sus paisanos y familiares la conocían, ha causado una gran tristeza y pesar. Ella en años anteriores se había radicado en Miami en donde trabajaba como Ama de Llaves y esta ocasión lo iba a hacer en San Francisco.

Sus familiares luego conocieron de la noticia a través de la embajada colombiana, comenzaron a realizar los trámites para repatriar el cuerpo a su pueblo natal en donde esperan darle cristiana sepultura.

-Publicidad-