Aspecto del incendio que se presentó en la sierra arriba dónde nace la cuenca que alimenta el Manantial de Cañaverales.
Aspecto del incendio que se presentó en la sierra arriba dónde nace la cuenca que alimenta el Manantial de Cañaverales.

La ‘unión hace la fuerza’, ese fue el viejo refrán que prevaleció en la comunidad de Cañaverales, que en equipo, se confrontó a un voraz incendio forestal que amenazaba con destruirles la única fuente de abastecimiento de agua y belleza natural, ‘El Manantial’.

El pueblo, en su gran mayoría, sin importar clases de géneros, ancianos, jóvenes, niños y adultos, solidariamente se armó de machetes, palas, ollas, baldes y toda clase de recipientes, para poder controlar el fuego que se originó en el cerro del pantano que es el sitio dónde está ubicada la cuenca hídrica.

Aspecto del incendio que se presentó en la sierra arriba dónde nace la cuenca que alimenta el Manantial de Cañaverales.Esta cuenca provee el agua que sirve para el regadío de los cultivos, animales y residentes en este corregimiento y otros poblados cercanos de la jurisdicción del municipio de San Juan del Cesar.

Solo los moradores sin la ayuda de cuerpos de bomberos, ni ningún otro organismo de socorro, o estatal, pudo extinguir las llamas, que lograron devastar aproximadamente tres hectáreas de la capa vegetal, entre la noche del sábado y el día domingo del pasado fin de semana.

Hasta el momento los habitantes, dicen desconocer si la conflagración fue provocada por manos criminales o se debió a las fuertes temperaturas, producto del crudo verano que apalea durante los últimos meses a la región.   

-Publicidad-