La gente no respeta los espacios, las distancias y sin tapabocas se aglomeran peligrosamente con tal de cobrar el subsidio.

En un verdadero reto se ha convertido para las autoridades de Maicao el comportamiento de los ciudadanos, muchos de los cuales no acatan las disposiciones del Gobierno Nacional.

Dicha disposición manifiesta que, no deben aglomerarse, se debe estar distante de otra persona a más de un metro, sin embargo, a los ciudadanos parecieran que le dijeran lo contrario.   

Los tumultos son frecuentes como en los bancos y las plazas de mercados, supertiendas, mercaderías, carnicerías y otros establecimientos dónde se deben adquirir artículos de consumo popular.

Se busca que todas las actividades se realicen con el pico y cedula pero cada ciudadano tiene una excusa para violar las normas. La Guajira Hoy le puso el lente a la ciudad y esto fue lo que encontró.

Así amanece la ciudad fronteriza de Maicao.

Los dueños de vehículos particulares cuya movilización está restringida, tampoco obedecen las normas y deben ser remolcados por el tránsito.

El tránsito recuerda las normas para que los particulares no usen sus vehículos y acudan a los carros de servicio público según el pico y placa.

-Publicidad-