El alcalde Mohamad Dasuki salió hasta la plazoleta a escuchar a los inconformes manifestantes, quienes exigían una solución a la necesidad de alimentos, ya que el gobierno nacional los obliga a permanecer en casa sin poder salir a trabajar.
El alcalde Mohamad Dasuki salió hasta la plazoleta.

Más de 300 personas se aglomeraron al frente del centro administrativo municipal requiriendo la presencia del burgomaestre.

Haciendo caso omiso a los decretos nacionales que prohíbe la aglomeración de más de 50 personas en un mismo lugar, más de 300 personas se tomaron la plazoleta frente a la Alcaldía de Maicao para exigirle respuestas al primer mandatario sobre sus destinos durante la cuarentena nacional obligatoria.

Los manifestantes, conformados por comerciantes informales, trabajadores ambulantes, mototaxistas, domésticas, discapacitados y adultos mayores, al recibir al alcalde Mohamad Dasuki le refirieron su preocupación por la supervivencia los 19 días de aislamiento.

«Somos trabajadores informales que nos ganamos la vida a diario con lo que entra desde Venezuela y no tenemos para comer, para pagar el arriendo ni para nada. Hace días no comemos ni nos bañamos bien. ¿Cómo nos resguardamos sin dinero y sin comida?», cuestionó Mareidy Andrade, una vendedora ambulante proveniente de Venezuela y madre de dos hijos, que indicó haberse quedado sin capital para reemprender.

Mareidy Andrade
Mareidy Andrade.

«El 25 será un día que va a cerrar el comercio y nos dicen que nos quedemos en casa. La comida está por los cielos y no tenemos dinero, ¿Cómo vamos a tener a nuestros hijos así? necesitamos soluciones porque aquí no hay Coronavirus, hay es corona hambre», manifestó Francisco de la Hoz, un relojero ambulante, padre de 7 hijos que explicó tener cuatro días sin producir un peso.

«El presidente dijo en el noticiero que se enviarían ayudas que llegarían a las gobernaciones y alcaldías para las personas màs vulnerables. La verdad es que requerimos una soluciòn para nuestra situación porque somos padres y un niño con hambre no entiende de cuarentenas», inquirió Carlos López un maicaero dedicado a trabajos de carga y descarga de mulas en el centro de la ciudad.

En un rápido recorrido por las calles cercanas al mercado público de Maicao, se pudo evidenciar los precios de los alimentos de primera necesidad en Maicao han sufrido un incremento de precios, según los comerciantes, se debe a la poca oferta y la creciente demanda desde que se dieran a conocer las medidas de restricción que impiden el paso hacia Venezuela y viceversa.

El kilogramo de arroz se puede conseguir entre los 3.600 y los 4 mil pesos, la carne de primera cuesta no menos de 15 mil pesos por kilo, el pollo 7 mil, el hígado 10 mil, la mojarra 6 mil, los huevos entre los 14 y 16 mil pesos y el queso blanco a 18 mil por kilo.

El Alcalde Mohamad Dasuki atendiendo al llamado de la comunidad escuchó los requerimientos y expresó la misma preocupación señalando que desde el gobierno central se han estado tomando decisiones apresuradas para contener la propagación del virus Covid-19, por lo que pidió «paciencia y comprensión en estos momentos de crisis».

«Hay una alarma mundial, esta reunión debería estar prohibida pero sé que ustedes necesitan respuestas claras. Estamos haciendo todo lo posible por manejar esta contingencia de la mejor manera. No se descarta que podamos entregar algunas ayudas alimentarias pero estamos escasos de recursos porque recién recibimos la alcaldía», respondió el Alcalde.

Mohamad Dasuki se comprometió en realizar una serie de llamadas telefónicas con el Ministro de Interior e incluso con el presidente Iván Duque para gestionar todo lo necesario para garantizar el acceso a agua potable, servicios públicos y alimentación para la población más vulnerable, articulando esfuerzos del estado y el sector privado.

-Publicidad-