Cecilia del Carmen Quintero.
Cecilia del Carmen Quintero.

Como una mujer batalladora que no se dejó amedrantar por las dificultades, se define Cecilia del Carmen Quintero, de 47 años de edad, quien a pesar de la limitación en su vista se desempeña como funcionaria de servicio al cliente, en el área de emprendimiento del Sena.

Cuenta que hace 15 años perdió la visión a causa de un glaucoma y aunque asumir la enfermedad fue difícil, agradece a Dios por sus hijas de 19 y 15 años, quienes se convirtieron en su mayor motivación. “Como madre sabía que al estar sola, debía luchar por ellas y sacarlas adelante”.

Desde que sufrió la enfermedad, había trabajado de manera independiente y en temas sociales, pero asegura que estar incorporada hace 2 meses en el Fondo Emprender de esta Entidad, es una oportunidad para finalizar su etapa productiva como tecnóloga, y lo más importante, le permite convertirse en el puente para que otras personas con limitaciones, también tengan opciones laborales.

“Deseo que mi paso por esta Entidad sea una huella para que otros profesionales con discapacidades, se animen y sepan que las limitaciones físicas no tienen por qué condenarnos a quedarnos en nuestras casas, sino a demostrar que podemos reintegrarnos a la sociedad y no ser marginados”, anotó Cecilia.

Elvia Andrea Gómez Curiel y Cecilia del Carmen Quintero.
Elvia Andrea Gómez Curiel y Cecilia del Carmen Quintero.

El estudio y el trabajo social siempre han sido su estimulación, por lo que anhelaba convertirse en profesional y hoy, no solo es tecnóloga en Negocios Internacionales, sino que además, se encuentra terminando sus estudios profesionales en Psicología.

“Todo es lo que nos proponemos, las barreras son puestas por nosotros mismos y actualmente contamos con normas y estatutos que le permiten a las personas con limitaciones físicas tener los mismos derechos a nivel educativo, laboral, entre otros, para dejar de ser una población mendiga y ser una dignificada”, afirmó Quintero. 

Por su parte, Elvia Andrea Gómez Curiel, líder regional de emprendimiento del Sena, señaló que como jefe inmediato de Cecilia, laboral con ella ha sido un reto y un aprendizaje, del que resalta las habilidades y la disciplina que pueden demostrar las personas con limitaciones.

“Más que para ella, el reto ha sido para nosotros y hoy estamos tan satisfechos con el desempeño de Cecilia, que sin duda, volveríamos a integrar en nuestra área, cualquier persona con limitación física, porque confiamos en su potencial y sus habilidades”, reiteró Gómez Curiel.   

-Publicidad-