Así quedaron varias hectáreas de tierras las cuales fueron arrasadas por las llamas.
Así quedaron varias hectáreas de tierras las cuales fueron arrasadas por las llamas.

fLa resequedad y las altas temperaturas, siguen ocasionando incendios forestales en la jurisdicción del municipio de Fonseca. Aunque no se descarta también la irresponsabilidad de cazadores de animales silvestres y los fuegos provocados por manos criminales.

La más reciente combustión, que tuvo que atender de emergencia el cuerpo de bomberos de Fonseca, ocurrió, la noche del pasado lunes, en predios del productor pecuario Rafael Antonio León, en la Región de Pondores, área dispersa del corregimiento de Conejo.

Antes que el organismo de socorro lograra controlar las llamas, la conflagración ya había arrasado con 12 hectáreas de pasto seco, cerca del territorio dónde está ubicado un puesto de Policía Rural de carabineros.

-Publicidad-