CATEDRAL NTRA SRA DE LOS REMEDIOS

El presbítero Widmar Navarro Arismendi fue removido de su cargo y del oficio evangelizador que desempeñaba como vicario pastoral, porque estaría involucrado en un acto que censura la iglesia católica.

La decisión la tomó Monseñor Héctor Salah Zuleta, obispo de la Diócesis de Riohacha, quien a través de un comunicado que hizo llegar a la comunidad diocesana, decreta separarlo del cargo como párroco de la catedral Nuestra Señora de los Remedios de Riohacha.

Héctor Salah Zuleta.

El máximo jerarca de la iglesia católica en La Guajira ampara su decisión explicitando en su comunicación que, «se ha presentado en la iglesia de Barrancas y que ha trascendido en toda la Diócesis un grave escándalo de orden moral, protagonizado por el presbítero Widmar Navarro Arismendi».

La decisión podría fundamentarse en las recurrentes informaciones e imágenes circulantes en las redes sociales, en donde aparece el nombre del padre en mención, involucrado en un aparente acto de violación a uno de los 10 mandamientos que protege la iglesia católica.

Salah Zuleta También le solicita a Navarro Arismendi un tiempo de oración, análisis y reflexión que le permita valorar su ministerio y en lo posible enmendar el daño causado.

Finalmente Monseñor lo invita «a permanecer fuera de la Diócesis de Riohacha por un tiempo prudente que facilite la valoración del llamado que ha recibido, de los dones y carismas que el Señor le ha otorgado y de la coherencia de vida que hace fructificar la semilla eficientemente sembrada».

-Publicidad-