Giovanni Salamanca,
Giovanni Salamanca,
-Publicidad-

Por REI Santana.

Al igual que en Barrancas, la Administración Temporal del sector a nivel departamental posee cuentas pendientes y deudas en Maicao.

Los recursos para la cancelación de las deudas que posee el hospital San José de Maicao, intervenido por la Administración Temporal de la salud en el departamento de La Guajira (Atssg), se encuentran embargados y hasta tanto no haya liquidez no se podrán saldar las cuentas pendientes; así lo dio a conocer Giovanni Salamanca, Agente especial de la intervención.

La información fue dada a conocer por profesional de la medicina Salamanca a raíz de una serie de denuncias realizadas por un grupo de contratistas vinculados a programas sociales del departamento, quienes han esperado por sus honorarios desde la terminación de la relación laboral en el mes de diciembre del año 2019.

«Siempre se les ha explicado que hasta tanto no medie pago de la entidad territorial, el Hospital como contratante de ellos no puede cancerlarles. (…) Según ha indicado la Atssg, sus recursos se encuentran embargados. No obstante, hasta que no se cumpla con la totalidad de los informes, no se podrá efectuar el pago», manifestó el doctor Salamanca a través de un comunicado.

El sistema de Salud del departamento de La Guajira fue intervenido por disposición del gobierno nacional desde febrero del 2017, como parte de los sectores que se encontraban vulnerables ante la crisis de gobernabilidad que afrontó La Guajira hasta el 2020; inicialmente se tomó el control por un año y se ha prorrogado desde entonces.

La Administración Temporal de la Salud está al mando de Julio Alberto Sáenz Beltrán, quien asumió el cargo en octubre del 2019, luego de que María de los Ángeles Castañeda renunciara por presuntas amenazas de muerte en su contra; tres años después, ese despacho recibió el aval para continuar en labores de manera que se pudieran lograr las metas establecidas.

Además de Maicao, otros municipios como Barrancas, también han sentido el impacto del endeudamiento de la salud intervenida y las moras en centros de hospitalarios, donde las cuentas alcanzan los cientos de millones de pesos y, además, afrontan dificultades previas a la actual contingencia por el avance del Covid-19.

«El hospital Nuestra Señora del Pilar de Barrancas tiene carteras vencidas por parte de la Administración Temporal desde el año 2017 y lo que va corrido del 2020. Las pocas respuestas que nos ha dado el doctor Sáenz es que liquidemos el hospital. Nos sentimos olvidados por el gobierno», manifestó el alcalde Iván Mauricio Soto en una entrevista radial.

La razón del embargo y las respuestas a estas problemáticas están en las palabras del actual Administrador, Julio Sáenz, sin embargo, no se logró establecer contacto con el funcionario a través del Ministerio de Salud y Protección Social, pese a los intentos de comunicación.

-Publicidad-