Las opiniones expresadas en las columnas de opinión son responsabilidad exclusiva de los autores y no representan necesariamente la posición oficial de laguajirahoy. Escríbale al autor a [email protected].


-Publicidad-

Los presupuestos facticos que hoy embargan a los abogados litigantes están dados desde que el Ministerio de Salud y Protección Social mediante Resolución 385 de marzo de 2020, declaró la emergencia sanitaria por causa del Coronavirus Covid-19, hasta el 30 de mayo de 2020; a partir de allí, el Gobierno Nacional ha expedido decretos que tienen que ver con el aislamiento preventivo obligatorio de todas las personas habitantes del país.

En ese orden de ideas, el último Decreto el 636 de mayo de 2020, extiende dicho aislamiento hasta el 25 de mayo de la anualidad.vEn atención a ello, el Consejo Superior de la Judicatura, ha librado Acuerdos por medio de los cuales suspende y prorroga términos, ampliación de excepciones y adoptando medidas por motivos de salubridad pública y fuerza mayor; siendo el último acuerdo el PCSJA20-11549, del 07/05/2020.

Así pues, que tales hechos, aunque por fuerza mayor, no dejan de incomodar las actividades de cerca de 400.000 abogados litigantes en Colombia, de ellos 2.239 del departamento de La Guajira, incluidos 1.270 del Distrito Turístico de Riohacha, que con independencia laboral cumplen también la función social de colaborar con las autoridades en la conservación y perfeccionamiento del orden jurídico del país, y en la realización de una recta y cumplida administración de justicia.

Un ejemplo de esa desagradable situación que vivencian abogados litigantes – con marca profesional personal o con despacho independientes, es la acción de tutela de un attorney oriundo de Bucaramanga, solicitando el amparo de su derecho y el de sus colegas al trabajo, al mínimo vital y móvil, seguridad social, salud física y mental, la autonomía profesional, entre otros. Lo cual es un mandato constitucional freten al trabajo (art. 25).

La verdad es que hoy, son muchos los Juristas que litigan, en ese sentido, el litigio también hace parte del sector económico de gran importancia, al generar empleos directos e indirectos: por porcentajes de éxito en los procesos, comisión, por cuota Litis, o por contratos de prestación de servicios con dependientes judiciales y auxiliares del abogado. Encontrándose todo esto estancado al no existir oportunidad de trabajo, al estar la rama judicial sin la prestación de los servicios que tiene a su responsabilidad.

El llamado es a evitar el sedentarismo intelectual en este periodo de aislamiento obligatorio, he aquí, donde juega papel importante la Alquimia Mental, esto es que, en medio de estas dificultades, debemos apropiarnos de capacidad para aprender a enriquecer nuestra vida y la de los que nos rodean; y ello es así, si logramos conseguir la fórmula de la transmutación de los pensamientos negativos y destructivos en pensamientos positivos y edificantes de nuestro futuro inmediato.

Por otra parte, el hecho de contar con una condición de abogados litigantes paralizados en el quehacer profesional, debe ser antes que una limitante, una circunstancia que permita cambiar de zona de confort, salir del statu quo en el que se encuentran; esto es, contar con la química para ser letrados del derecho en el contexto de la modernidad; es lo que podríamos llamar Alquimia para abogados litigantes post Covi 19.

Alguien dijo “en la vida no se trata de esperar a que pase la tormenta, si no de aprender a bailar bajo la lluvia”.

-Publicidad-