-Publicidad-

Casi medio siglo después, se fue la multinacional Chevron. Y después de su partida, cabría preguntarse, ¿qué le dejó a la región?

Dejó la Operación Sonrisa, más de 100 profesionales formados con sus becas, Ocho hogares infantiles, 10 pozos de agua, programas médicos como Sail con la fundación Baylor que siguen en operación. Lidera el banco de alimentos de La Guajira.

Si bien su legado en el departamento no fue amplio, en el municipio de Manaure y en Riohacha, las comunidades sí le reconocen a esta multinacional todo su legado. 

Muchos pensarían que la penetración en el territorio ancestral Wayúu, y por ende su afectación, no tiene ningún tipo de compensación. Sin embargo, construyó el internado indígena Laachon, ubicado en el corregimiento de Mayapo, municipio de Manaure.

También fue evidente la inversión en proyectos de vivienda, programa de alimentación escolar, fortalecimiento a la cultura Wayúu en muchos aspectos, son algunos de los aportes que quedan en la retina de los manaureros, y bien podrían contarse como compensación aceptable.

Con la infraestructura del Internado de Mayapo, esta multinacional trató de sembrar en lo que más necesita el departamento de La Guajira, educación.

Según el gran pensador afroamericano Malcolm X, “La educación es nuestro pasaporte para el futuro, porque el mañana pertenece a la gente que se prepara para el hoy”.

Al ver como seguimos rezagados en materia educativa, parece que no avanzamos mucho en los últimos años. Es por ello que, adyacentemente a la infraestructura física, se necesita de un recurso humano idóneo para guiar a los estudiantes en su misión de adquirir conocimiento; y ese seguirá siendo un eslabón perdido dentro del funcionamiento educativo de La Guajira.

Quedaría por preguntarse si al irse Chevron, la empresa Hocol y en ese sentido Ecopetrol, ¿tendrá el mismo compromiso con las comunidades indígenas de Manaure?

Ya se fue Chevron. Recuerdos deja por su larga estadía en el Departamento. En la memoria de los manaureros, queda una buena imagen y gratitud.

Se fue una de las dos grandes multinacionales que hacían presencia en La Guajira; y usted ya se ha preguntado, ¿qué será lo que nos va a dejar el Cerrejón una vez ocurra su partida?

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here