Muchos son los habitantes de Fonseca que se han quejado por los roces con miembros de la Policía. Foto netamente ilustrativa.
Muchos son los habitantes de Fonseca que se han quejado por los roces con miembros de la Policía. Foto netamente ilustrativa.
-Publicidad-

Si bien las medidas de orden público adoptadas por las autoridades como control a la pandemia del coronavirus, han sido los mecanismos importantes para frenar un poco la propagación del virus, también se convirtieron en componentes que llevaron al incremento de los constantes choques entre policías y la comunidad.

En Fonseca diariamente se presentan quejas por parte de mototaxistas y conductores de motocicletas particulares, indicando que han sido objeto de atropellos por parte de los uniformados.

Los señalamientos van desde inmovilización de las motos por injusta causa, mediante actividades que realizan los patrulleros en coordinación con reguladores del tránsito, para luego imponer comparendos, al considerar que se violó la norma de confinamiento, o se cometió cualquier otro tipo de infracción y por ello presuntamente se le exige cierta cantidad de dinero, a cambio de la devolución del pequeño vehículo.

Las fricciones, entre la ciudadanía y los agentes, se dan a cada momento, llevando con ello al irrespeto entre las partes, tal vez por intolerancia. Las cosas hay instantes en que se tornan preocupantes por las grotescas escenas que se observan donde además de ofensas verbales, muchas veces policías y civiles se enfrentan a puños y patadas, que por fortuna hasta la presente no han traído consecuencias funestas.

Mientras los miembros de la Institución armada dicen que fue por irreverencia de la persona infractora, otra cosa alega el requerido aduciendo que hubo abuso de autoridad.

-Publicidad-