Los wayúu siguen clamando por la falta de agua. Los reservorios como los jagüey siguen seco esperando que llueva, pero el gobierno tampoco invierte tesoneramente para que los nativos tengan pozos para captar el preciado líquido.
Los wayúu siguen clamando por la falta de agua. Los reservorios como los jagüey siguen seco esperando que llueva, pero el gobierno tampoco invierte tesoneramente para que los nativos tengan pozos para captar el preciado líquido.
-Publicidad-

Recientemente la Sentencia T-302 de la Corte Constitucional cumplió 3 años de haberse dictado, la cual fue emitida para que el Gobierno Nacional protegiera al pueblo Wayúu de la masiva vulneración de los derechos a los cuales estaba sometida esta etnia.

Mayor vinculación de los wayúu como pueblo indígena, y las garantías de acceso a agua, salud y alimentación, fueron los motivos principales de dicha sentencia. Sin embargo, el más grande motivo de la misma, se traduce en la preservación de la etnia wayúu, ya que el descuido hacia nuestros paisanos se traduce en una clara amenaza que puede llevar al exterminio del más grande grupo indígena de Colombia y Venezuela.

Lamentablemente, después de 3 cortos años, los resultados no se ven y el gobierno no ha volcado su mirada para acá. Iniciativas como Guajira Azul, no parecieran dar frutos ni en el corto, ni en el mediano plazo. Proyectos de seguridad alimentaria no se han promovido, y mayores cambios en materia de salud tampoco se han visto. El resultado no podría ser menos alentador. Los niños wayúu siguen muriendo de hambre y sed.

Es triste, ya no nos conmueve escuchar que otro niño acaba de morir en la Alta Guajira. Hemos llegado a una naturalización de la muerte. A una conciencia colectiva indolora hacia la partida de niños que pudieron haber ayudado a cambiar el destino de un pueblo que no para de sufrir.

Es válido preguntarse, ¿qué ha llevado a que el gobierno no haya tomado acciones de fondo frente a esta Sentencia? ¿Será que sí quiere pero no ha podido, o sí puede pero no ha querido? Porque, hay que reconocer que el gobierno ha sido muy capaz para motivar la creación de parques eólicos en La Guajira, pero no se ha visto el mismo empeño para con la protección de nuestros paisanos.

¡Que Mareygua se apiade de ellos!

-Publicidad-