Las continúas fallas de energía se viene presentando en la zona rural de Fonseca.
Las continúas fallas de energía se viene presentando en la zona rural de Fonseca.
-Publicidad-

La falta de energía eléctrica a que se han visto abocados el Resguardo Indígena de Mayabangloma y el corregimiento del Hatico, durante los últimos días está causando fricciones entre estas dos comunidades de la jurisdicción del municipio de Fonseca.

Una falla en las redes que abastece del servicio a las dos poblaciones hizo que la noche de ayer quedaran a oscuras y se presentaran roces entre líderes de esas comarcas.

“Nosotros quitamos una cañuela, porque en el Resguardo, dos líneas de alta tensión, se vinieron al suelo, lo hicimos por prevención para evitar de pronto que cualquiera de los nuestros se electrocutara, pero no para dejar sin energía al Hatico, dijo Oscar Uriana Solano, Cacique gobernador de Mayabangloma.

Por este hecho, creyendo quizás que debido a este impase fue que el Hatico se quedó sin luz eléctrica, hubo un careo entre el dirigente aborigen y el concejal hatiquero, Oscar Pérez.

“Fuimos con una cuadrilla de Electricaribe y la policía a tratar de buscar la solución al problema energético que tenemos, porque todas las noches quedamos en el pueblo sin energía y llegamos al resguardo, al informarnos que allí estaba el corto circuito que provocaba la suspensión del servicio y no a causarle perjuicios a nuestros vecinos indígenas” indicó el cabildante Pérez.

Los apagones que se dan con frecuencia están ocasionando que los usuarios se exacerben y actúen de manera violenta, tal como ocurrió la noche del lunes en la oficina de pago de la Empresa Electricaribe en Fonseca, donde una turba enardecida de habitantes del Hatico, exigiendo la normalización del fluido energético, levantó a piedras las instalaciones, causando por fortuna, únicamente daños en los vidrios de los ventanales de la fachada en la edificación ubicada en la carrera 19 con calle 12 esquina.

-Publicidad-