Los adultos con los niños y adolescentes prefieren darle la espalda a las sugerencias.
Los adultos con los niños y adolescentes prefieren darle la espalda a las sugerencias.
-Publicidad-

Ese estado de desobediencia ha originado que se disparen las alarmas en medio de la otra parte de la sociedad que se está cuidando cumpliendo con los protocolos de bioseguridad y recomendaciones de las autoridades de Salud del país.

Para un amplio sector de la comunidad, especialmente la que transita por las vías públicas sin ningún compromiso con sus vidas y a las de los demás, lo de la pandemia parece importarles poco y eso de hacerle caso a las sugerencias para protegerse no es lo de ellos.

A los conductores tampoco les interesa protegerse.
A los conductores tampoco les interesa protegerse.

Ante esta situación incómoda para quienes sí tienen en cuenta las medidas, surge la pregunta del porqué las autoridades no hacen cumplir la ley y se aplican los correctivos.

Ya se volvió común ver en Maicao durante los siete días de la semana, ríos humanos sin los elementos sugeridos para protegerse y muy lejos del distanciamiento social, muy a pesar de que ya son públicos los comentarios de la manera como se han venido descubriendo cada día más casos del Covid-19.

Los hechos se circunscriben no solo a los nativos y residentes en el municipio fronterizo sino a personas denominadas de la calle, las cuales circulan libremente y por las mismas vías públicas de los demás sin la más mínima precaución.

-Publicidad-