Tanto el Departamento como el Distrito y los municipios deben replantear el plan de Desarrollo en donde se asignen recursos importantes para la Salud, por los efectos del coronavirus.
-Publicidad-

Con la crisis del Covid-19, las administraciones quedaron en shock. Nadie estaba preparado para tal impacto. Al igual que un sismo tal magnitud. Y es que todo ha venido girando alrededor de la pandemia, lo cual está muy bien. Sin embargo, ¿se están preparando las administraciones para la post-pandemia? ¿Hay un horizonte trazado para afrontarla en el futuro y/o una planeación estratégica una vez el confinamiento se flexibilice?

Estas preguntas solo pueden ser respondidas por los equipos de gobierno de los diferentes mandatarios del departamento. Son ellos los co-responsables de asistir o no a sus jefes en la preparación de las estrategias durante y después de la crisis.

Por ejemplo. ¿Se han hecho los respectivos ajustes a los planes de desarrollo de los municipios y el departamento entendiendo que las condiciones socio espaciales cambiaron con el Covid-19? ¿Cómo se ha hecho el enriquecimiento de los planes, teniendo como base la participación ciudadana, si estamos desde hace casi dos meses en cuarentena?

Los mandatarios del departamento deben enfocarse en los proyectos que van a sacar adelante en su administración. Es decir, que el plan de desarrollo toma mayor relevancia ahora que en épocas pasadas, toda vez que puede en esta ocasión, estar siendo objeto de abandono y descuido por parte de los entes territoriales.

Señores mandatarios, que el Covid-19 no los desconcentre y les haga perder el norte que se habían trazado hace unos meses, porque no hay político que se olvide más rápido que aquel que en su período de mandato no hizo nada.

-Publicidad-