La lectura una buena consejera en estos tiempo de pandemia. Foto de Concepto.de
-Publicidad-

En medio del aislamiento, las personas han dedicado mucho de su tiempo en casa a estar más en familia, a jugar entre paredes y muy seguramente a ver mucha televisión.

Como dijo alguna vez el director de cine italiano Federico Fellini «La televisión es el espejo donde se refleja todo nuestro sistema cultural». ¿Será que esta expresión toma algo de sentido cuando no nos despegamos de un televisor que presenta noticias amañadas, realities y series nacionales repletas de prostitutas, narcos y militares, los cuales se la pasan persiguiendo narcos y prostitutas? Aunque muchos dirán que afortunadamente existen otras ofertas televisivas más allá de la deprimente oferta colombiana, y tal vez tengan razón.

Sin embargo, y en medio de la adicción a la estupidez propiciada por la televisión en nuestro país, la lectura surge como una excelente alternativa. Según datos oficiales los colombianos están leyendo más de lo que leían algunos años atrás. El Dane nos sitúa por debajo de Chile donde en promedio se leen alrededor de 6 libros al año por persona.

En Colombia se lee en promedio más de 5 libros al año, y eso nos ubica mucho mejor que los demás vecinos. Aunque, el mismo Dane nos había dicho en el 2014, que más de la mitad de la gente que lee, sólo lee entre 1 y 2 libros por año. Entonces no es claro, como es que se mejoró tanto en 5 años. En fin…

Lo cierto es que muy seguramente el hábito de la lectura en La Guajira no es común, si se tiene en cuenta que en materia educativa estamos por debajo de casi todos los departamentos. Y cuando se habla de lectura. 

Algunos sicólogos han encontrado que leer por lo menos 30 minutos por día de material literario (no cuenta como lectura nada que se relacione con el trabajo, noticias, farándula o memes de redes sociales), no sólo ayuda con la depresión y el estrés, sino que también ayuda a las personas que sufren de hipertensión arterial.

Estos insignificantes 30 minutos, que no se comparan a las casi 11 horas diarias que los indios dedican a la lectura, te servirán muchísimo. No sólo a que actives tu imaginación y pongas neuronas a funcionar, sino también a que tu cuerpo esté en menor grado de vulnerabilidad frente a un posible contagio de Covid.

 

-Publicidad-