-Publicidad-

Cuando se observan las actuales cifras de contagiados en el país, el panorama no pareciera ser muy alentador. Lo curioso es que los ascendentes datos de contagio, se están dando en momentos de cuarentena. Es por ello que cabría preguntarse si ¿pudo haber existido demora por parte del gobierno para tomar las medidas?

¿Pudo haber incidido en las actuales cifras de Bogotá, el hecho de que no se cerró el aeropuerto El Dorado mucho tiempo antes que cuando se hizo?

¿Pudieron haberse disminuido los contagios en Santa Marta y Cartagena, si se hubieran colocado restricciones a viajeros y navíos mucho tiempo antes de lo decretado?

¿Será que si se hubieran militarizado las fronteras del país, en el Amazonas y Nariño se tendrían cifras menos alarmantes?

¿Si se hubiesen colocado las restricciones a tiempo en los traslados de los presos, será que tendríamos menos contagiados en las cárceles de este país?

En el departamento de La Guajira las cifras no son alarmantes. Sin embargo, es conveniente mencionar que el movimiento en las calles se siente. El pasar de los vehículos es constante y la población en general, pareciera no dimensionar las intenciones del aislamiento social.

A finales de este mes se verá si hay flexibilización de restricciones o si las circunstancias actuales se mantienen. Es por ello, que estar en casa obedeciendo las restricciones de nuestros mandatarios, es una obligación. Toda vez que disminuir los riesgos de la pandemia depende de nosotros y de la oportuna decisión de nuestros gobernantes.

-Publicidad-