Las opiniones expresadas en las columnas de opinión son responsabilidad exclusiva de los autores y no representan necesariamente la posición oficial de laguajirahoy. Escríbale al autor a [email protected].


-Publicidad-

He observado las múltiples batallas que vivimos como Mujeres, y no está de más resaltar que siempre salimos adelante, nuestra naturaleza amorosa y capacidad de resiliencia nos permite secarnos las lágrimas y continuar el camino. Recuerdo haber leído esta frase de Steve Jobs.

“Cada día me veo al espejo y me pregunto si hoy fuera el último día de mi vida ¿querría hacer lo que hoy voy a hacer? Si la respuesta es No durante varios días seguidos, se que necesito cambiar algo”.

En mi evolución personal descubrí que hacemos mal en esperar que las cosas sucedan, por esto un día decidí ser protagonista de mi historia. Entendí que vine a cumplir un propósito y en ese mismo momento tomé las riendas, y me puse a pensar en cómo trabajar en mí (este es el primer paso reconocer las fortalezas y debilidades) en cómo lograrlo, y para ello debía buscar los medios para que eso sucediera.

Comprendí que todo se alinea cuando tienes un horizonte y es así como se van abriendo los caminos. Debes Inspirarte en personas que se atrevieron a ser protagonistas de sus vidas, no las envidies; alégrate por sus triunfos y comienza a trabajar por los tuyos, busca mentores que te inspiren a conseguir tus sueños.

Nuestra historia ha sido construida por hombres y mujeres sin embargo; el aporte femenino queda muchas veces en la sombra. Hay maravillosas mujeres de carne y hueso, mujeres reales que con sus aportes han transformado realidades en el municipio de Maicao.

En los siguiente párrafos quiero hacer una pequeña apuesta para visibilizar a las mujeres notables que con esfuerzo y compromiso han derivado estigmas mostrando una vez más que los sueños no tienen genero.

Estercilia Simanca, mujer perteneciente a la etnia wayúu, abogada, escritora, emprendedora, comerciante. Quien ha tenido la dicha de leer sus escritos notará que en cada letra hay voces de una cultura ancestral, historias con sentimientos que de manera poética llegan al lector, permitiéndose este vivir la escena del momento. Admiro a esta gran mujer que ha llegado a las grandes academias y a escenarios internacionales; pero que guarda una humildad única. Gracias Estercilia por plasmar realidades de nuestro pueblo y representarnos, pero ante todo por guardar esa humanidad que te caracteriza.

Jiyam Abdallah, mujer de raza libanesa musulmana, trabajadora social, es una mujer que con su altruismo y amor hacia los demás está dejando huellas imborrables en nuestra ciudad. Actualmente es coordinadora del geriátrico “Barbas de Maíz”. Desde que inició su labor en el centro, ha traído alegría a los abuelos que residen allí. Ella viene de un recorrido del servicio a la comunidad como voluntaria en varias organizaciones sin ánimos de lucro, es una mujer que su humanidad la ha llevado a diferentes escenarios de servicio como activista por los derechos humanos.

Josefina Pastora Mora de Romero. gestora comunitaria, una lideresa social que ha dedicado toda su vida al servicio social. Sus luchas son conocidas por todo el pueblo maicaero y el departamento de La Guajira. Una mujer sensible ante las necesidades de su pueblo, hizo buenas obras con la población desfavorecida del municipio.

Su altruismo la llevó a ser la creadora de la sede de la Cruz Roja en Maicao, construyó, dotó y la puso en funcionamiento con el apoyo de Líderes Sociales y los diferentes Estamentos Departamentales. Reconocer esta gran labor y exaltar el servicio de esta  mujer que ha dejado huellas inolvidables al servicio de la comunidad. Gracias por seguir escribiendo en la historia de Maicao.

Recuerda si ellas fueron capaces, tú también; si lo sueñas con el corazón, se cumple. No te quedes como observador en la historia de los demás, tampoco seas el juez de sus acciones. Vive tu propia vida y actúa para ser tu mejor versión, lucha y persevera e inicia esa maravillosa aventura.

Así como sale el sol por momentos y aparece el arcoíris, habrán días grises con miedos e inseguridades, estos días también hacen parte de esta aventura llamada Vida.

No esperes que las cosas sucedan solas, empieza a caminar y disfruta cada momento, viniste a escribir la mejor historia que jamás has leído.

 Es tu literatura personal, viniste a trascender porque todas las mujeres tenemos una maravillosa historia que contar.

-Publicidad-