La contaminación según la comunidad, proviene del antiguo Telecom, que lleva muchísimos años abandonado, a la intemperie y aún no se sabe quiénes son sus propietarios.
La contaminación según la comunidad, proviene del antiguo Telecom, que lleva muchísimos años abandonado, a la intemperie y aún no se sabe quiénes son sus propietarios.
-Publicidad-

Por Pablo Gámez Sierra.

Los habitantes del barrio El Cáliz de la calle 14 con carrer 8 esquina, denuncian malos olores y problemas de inseguridad en esa parte céntrica de la cabecera municipal de Barrancas.

-Publicidad-
-Publicidad-

En este lugar se meten gamines y drogadictos a consumir drogas y hacer deposiciones, además el sitio es utilizado para tirar animales muertos, como perros, gallinas y gatos, por lo que ya no soportamos los olores nauseabundos y putrefactos, ni la presencia de las ratas, cucarachas y toda clase de insectos ponzoñosos infectó contagiosos que de allí provienen”, reveló un habitante contiguo.

Al parecer este predio tiene un dueño en el papel, pero a la hora de la limpieza es huérfano porque nadie aparece. Las condiciones de insalubridad de este lugar, está perjudicando notablemente a los vecinos desde hace varios años, y aunque han hecho el llamado a las autoridades de salud municipal y departamental, jamás han tenido una respuesta al respecto, siempre se muestran esquivos ante sus peticiones.

La contaminación según la comunidad, proviene del antiguo Telecom, que lleva muchísimos años abandonado, a la intemperie y aún no se sabe quiénes son sus propietarios. Las recomendaciones que hacen los moradores del sector residencial, es que la Alcaldía Municipal conjuntamente con los concejales, tomen acciones sobre estos elefantes blancos, que cada día son más en el municipio de Barrancas.

Piden que, en estos lugares con la venia de los concejales y demás autoridades, se hagan las respectivas intervenciones, ya que se tiene entendido que este bien inmueble le pertenece, bien sea a Telecom o a la a Alcaldía Municipal, quien fue la propietaria inicial.

Sugieren además que donde está la sede del antiguo Telecom, se emprenda un proyecto de bajo costo, con los vendedores de frutas y verduras estacionarios, que tienen invadida la transversal 7A entre la calle 11 y 12, y 13, y de esta manera se mejoraría la movilidad del sector residencial, donde en ocasiones se forman grandes trancones y hasta accidentes de tránsito.

El daño que ocasiona el antiguo Telecom abandonado en pleno centro de Barrancas, es grande, tanto en el tema ambiental, como a nivel de seguridad, toda vez que, en ese lugar, cualquier antisocial fácilmente se puede camuflar para atracar o violar a una persona” dice igualmente, un vecino del sector residencial.