Momento cuando el sacerdote de la catedral Nuestra Señora de los Remedios de Riohacha, rosea las cenizas en los feligreses.
-Publicidad-
-Publicidad-

En medio del sonar de las campanas, algunos feligreses guajiros asistieron este miércoles 17 de febrero a la catedral Nuestra Señora de los Remedios para participar en la eucaristía y recibir la imposición de la ceniza como de costumbre, en medio de la pandemia que atraviesa el mundo.

Cumpliendo los protocolos de bioseguridad y distanciamiento social se llevó a cabo esta eucaristía, de esta manera los feligreses católicos marcan el inicio de los 40 días de preparación para la Pascua.

La eucaristía fue presidida por el sacerdote, Jainer Eduardo Guevara Angarita, quien inició con una liturgia que este año fue distinta, llamó a los feligreses al ayuno, la misericordia y la oración por los seres humanos que ya no están en este mundo.

-Publicidad-

Es de mencionar que el sacerdote, Guevara Angarita en medio de la misa invitó a los feligreses asistentes a darse la paz desde su asiento para guardar el distanciamiento y los protocolos de bioseguridad.

A la catedral entraron los feligreses guardando los protocolos de bioseguridad.

Este año el ritual de la ceniza no se realizó en la frente como siempre, en esta oportunidad en la eucaristía se hizo una oración, se bendijo las cenizas y luego el sacerdote dejó caer en la cabeza, esto para evitar el contacto con las personas.

Las palabras que siempre se anuncian a cada feligrés mientras se le hacía la cruz en la frente «recuerda que eres de polvo y en polvo de convertirás», indicó Jainer Eduardo, durante la eucaristía.

A lo largo de este día fueron organizadas en horarios distintos diferente misas para así evitar aglomeraciones con los feligreses presentes en la catedral Nuestra Señora de los Remedios, y en otras parroquias del Distrito así como lo anunció Monseñor Francisco Ceballos, obispo de la Diócesis de Riohacha.

-Publicidad-