Jorge Pineda
Jorge Pineda
-Publicidad-
-Publicidad-

Por Wilfrido Solano.

El docente e historiador Jorge Pineda, quien llegó y se quedó en la ciudad de Maicao para enseñar valores éticos y morales, hoy se somete al verdadero amor eterno; convirtiéndose en polvo de esta tierra, tal como lo sentenció el creador «polvo eres y en polvo te convertirás».

El profesor Jorge, quien perdió la pelea frente al covid-19, fue docente de pizarrón y tiza; costumbre que tal vez de permanecer en este tiempo, la contundente y silenciosa asiática covid-19, no franquearía la fortaleza del sistema respiratorio, de quienes, como él, empezaron tempranamente con el polvo de la caliza, a blindar sus pulmones.

-Publicidad-

Hoy recuerdan cómo el profesor animaba entre amigos y familiares, agradables parrandas vallenatas con guitarra, instrumento con el que junto a sus hermanos Roberto y Hugo, se trasladaba en el imaginario a Chimichagua; la tierra de sus ancestros, de la cual recreaban recuerdos, cuentos, y anécdotas siendo Jorge el de más aguda y precisa recordación.

Esperamos si en algo consuela, llevar condolencia a su viuda y esposa la profesora Isabel Ariza y a sus hijos Cuco y Cande, por la irreparable pérdida del padre, esposo, amigo y educador.

-Publicidad-