Con distanciamiento y buenas disposición, los fieles católicos recibirán la ceniza.
-Publicidad-
-Publicidad-

Hoy 17 de febrero se celebra para los fieles católicos uno de los días más importantes dentro de la religión cristiana: el miércoles de ceniza.

Esta fecha da inicio a los 40 días en los que la Iglesia llama a los fieles a la conversión y a prepararse verdaderamente para vivir los misterios de la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo, en la Semana Santa.

Debido a la pandemia del Coronavirus que atraviesa el mundo, la Iglesia católica presentó una serie de recomendaciones para este acto, de acuerdo con la Conferencia Episcopal de Colombia.

-Publicidad-

En la catedral de Nuestra Señora de los Remedios de Riohacha, se realizarán tres misas, que serán organizadas bajo el protocolo de bioseguridad, a las 6:30 a. m.; 10:00 a. m. y por última 6:00 de la tarde de este miércoles.

Por otro lado, a las 6:00 a. m. y 6:00 p. m., en la Parroquia María Reina de la Paz en el sector Las Tunas de Riohacha, se oficializará la misa según lo argumentó el padre Armando Alvarado Pacheco, sacerdote de la parroquia.

Algunos sacerdotes ya han anunciado cómo será la celebración de este día que, en cada comunidad es autónoma y estará marcada por unas restricciones de aforo en los templos, entre un 25 % y un 50 % de aforo dependiendo de la comunidad, o de 80 personas asistentes en el caso de la catedral Nuestra Señora de los Remedios, de acuerdo con las medidas sanitarias.

Además la misa será vista a través de  las redes sociales de la Iglesia, el sacerdote realizará una oración en silencio para aquellas personas que están en su hogares «es necesario que se aplique un poco de ceniza en la cabeza de las personas, en su hogar, luego de la oración», así lo comentó Jainer Eduardo Guevara Angarita.

Este tipo de eventos se prestan para tomar en cuenta las medidas de bioseguridad, sobre todo la de distanciamiento social, «el ritual para la imposición de la ceniza cambió este año, pero la fe de los feligreses se mantiene latente pese a las circunstancias» concluyó Guevara Angarita.

-Publicidad-