En Puerto Berrío, Antioquia, Ejército Nacional les cumple el sueño de estar en casa a cuatro soldados en esta Navidad.
En Puerto Berrío, Antioquia, Ejército Nacional les cumple el sueño de estar en casa a cuatro soldados en esta Navidad.
-Publicidad-
-Publicidad-

En esta época de fin de año miles de colombianos celebran en unión familiar, otros, como algunos soldados deben prestar servicio sin la posibilidad de ver a sus familias, pero en esta ocasión, tres soldados riohacheros se llevaron una grata sorpresa de parte del comandante del batallón ASPC N.° 14 Cacique Pipatón, ubicado en el municipio de Puerto Berrio, departamento de Antioquia.

Gracias a su disciplina y compromiso con la institución tres guajiros y un cesarence fueron merecedores de este gran regalo de fin de año, por parte del Ejército Nacional.

Los soldados González, Serpa, Castro y Payares, agradecieron a la institución por hacer este reconocimiento que los motiva a seguir trabajando con mayor empeño por la seguridad de la región del Magdalena Medio antioqueño, donde se encuentran prestando su servicio militar.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

Por medio de un video que se viralizó rápidamente en las redes sociales, el alto oficial, teniente coronel Edwin Giovanny Garzón, con palabras muy conmovedoras les dio a conocer este gran regalo de estar con sus familias este fin de año. A través de una agencia de viajes, se logró gestionar sus tiquetes aéreos para los soldados que se han destacado mientras prestan su servicio militar en el batallón antes mencionado.

Posteriormente, fueron llevados al aeropuerto internacional José María Córdova, ubicado en el municipio de Rionegro, Antioquia, para de esta manera emprender ese viaje cargado de ilusiones, ya que por primera vez abordarían un avión que les permitiría abrazar a sus seres queridos.

Muchachos gracias por su trabajo, por el esfuerzo y sacrificio, por ser excelentes, hagan sentir orgullosos a sus padres, y díganles que, estoy acá porque soy un buen soldado, porque usted me enseñó a hacer las cosas bien, por eso estoy acá” fue el mensaje que el oficial les dio a los soldados.

Con esa firme convicción y llenos de alegría llegaron a sus ciudades de origen a compartir con sus familiares y poder disfrutar del permiso otorgado por su superior, gracias a su excelente conducta y sentido de pertenencia con la institución.

El Ejército Nacional seguirá implementando estas estrategias para elevar la moral y bienestar de sus hombres, y, así, seguir fortaleciendo positivamente la misión institucional.