Gerardo Cáceres Bonilla
-Publicidad-
-Publicidad-

Un Policía falleció presumiblemente de infarto en la mañana de este martes, cuando se desplomó en momentos en se que encontraba en su vivienda con su esposa y su hija. Como era de esperarse su conyugue lo auxilió y le pidió apoyo a vecinos para llevarlo a un centro asistencial.

Por casualidad una patrulla de la misma Institución pasaba por el lugar, siendo la encargada de trasladarlo a una clínica, en dónde le realizaron las maniobras de reanimación para salvarle la vida, pero no reaccionó.  

El uniformado fue identificado como Gerardo Cáceres Bonilla, oriundo del municipio de Monguí, en el departamento de Boyacá, de 27 años de edad, quien se desempeñaba como Integrante de Escuadra Policía Fiscal y Aduanera adscrito a la División de Gestión Control Operativo Riohacha.

-Publicidad-

Cáceres Bonilla contaba con un tiempo de servicio en la policía de 7 años, 3 meses y 6 días; y en la unidad 1 año, 6 meses y 14 días, también había sido felicitado 24 veces, cero investigaciones, vivía con su esposa e hija de 21 meses de nacida.

El Intendente falleció cerca de las 9:00 de la mañana. Se conoció que el cadáver de Gerardo Cáceres Bonilla no podrá ser trasladado a su ciudad de origen. Será sepultado este miércoles en Riohacha por decisión de su esposa y petición de sus amigos y compañeros de trabajo.  

-Publicidad-