Este es el huevo que tenía en su interior otro más pequeño.
Este es el huevo que tenía en su interior otro más pequeño.
-Publicidad-
-Publicidad-

Científicos dicen que no son mensajes de ‘el más allá’, sino errores en el organismo de un animal. Fue donde hace poco apareció el huevo más grande

En el galpón de gallinas de los Rivadeneira Bueno en el barrio San Martín de Porres en la ciudad de Riohacha, se siguen dando situaciones que llaman poderosamente la atención por el producto que genera una o varias gallinas de ese corral.
 
El primer caso fue hace aproximadamente un mes cuando Carmela Bueno descubrió que su gallina a la que bautizó con el nombre de La Poderosa, dejó en el nido un huevo que llamó la atención por el tamaño poco normal que tenía y a ponerlo sobre la báscula gramera encontraron que podía ser el más gran de la Costa Caribe en todos los tiempos. El huevo pesó 137 gramos, con lo que sobrepasó con mucha ventaja el promedio de los huevos más grandes en el país que está en el orden de 73 gramos.
 
 
Este tamaño y peso de la gallina de los Rivadeneira Bueno, solo ha sido superada por una del granjero Hernando Niño en su finca de Altamira municipio de Cundinamarca, donde el animal les dejó un super huevo que pesó 245 gramos.

Un huevo dentro de otro

La señora Carmela Bueno acaba de descubrir que una de sus gallinas, no está segura de que hubiera sido La Poderosa, le dejó un huevo con un tamaño que no es corriente y por eso lo tomó y lo puso en observación y llamó al periodista de este diario para abrirlo en su presencia porque suponía que podía tener dos o más yemas, pero la sorpresa fue mucho mayor cuando se rompió la cáscara de este huevo que podía tener más de 130 gramos.
 
La cáscara era frágil como la de todos los huevos de gallina, pero adentro no solo había una yema y un huevo, sino que en medio de estos elementos había otro huevo, mucho más pequeño, pero con todas las estructuras que tiene ese producto.
 
Primero se extrañaron y luego tras empezar con las consultas a los expertos se dieron cuenta que no era una señal del ‘más allá’, sino un producto del ‘más acá,’ y sencillamente se había tratado de un proceso que no se desarrolló de la mejor manera en la matriz de una de las gallinas de Carmela.

Ya se ha dado en otras partes

Buscando referentes de este fenómeno, se encuentra en Google “Se trata de un fenómeno poco frecuente, pero que ya se ha dado en otras ocasiones en diferentes partes del mundo y puede considerarse algo natural. De hecho, sucede cuando una gallina no ha expulsado un huevo y ya ha formado el siguiente, de manera que el primero es absorbido por el segundo”.
 
El médico veterinario exdirector del ICA en La Guajira y actual funcionario de CorpoGuajira, Germán Sánchez, sostiene que nunca ha trabajado en un caso así, pero se entiende que puede ser una gallina de mayor edad a la que le podría estar fallando algún elemento de su organismo “y en medio de su producción, no pudo formar a tiempo un huevo y al no salir absorbió al que le seguía, presentándose esa formación bastante extraña, pero científicamente posible”.
 
Carmela Bueno y Edgar Rivadeneira, son dos pensionados que viven tranquilamente en su casa del San Martín de Porres y al ser amantes de la naturaleza, vieron en la cría y producción de huevos, un negocio para ganar unos pesos y mantenerse ocupados, pero ahora son los productores avícolas más populares del departamento de La Guajira, gracias a las manifestaciones poco usuales de una o dos de sus gallinas que parecen dispuestas a romper los paradigmas de su especie.