Aspectos de la ceremonia de entrega de las herramientas.
Aspectos de la ceremonia de entrega de las herramientas.
-Publicidad-

Motivados por tener nuevas oportunidades en la sociedad, los jóvenes de la Comuna 10 de Riohacha han decidido cambiar las armas con las que anteriormente delinquían, por herramientas de trabajo, con las que buscan salir adelante.

En el barrio Los Almendros de Riohacha, un grupo de jóvenes fue beneficiado a través de la Alcaldía y la fundación Soñando por una Esperanza con insumos de emprendimiento que les permitirán trabajar en el alquiler de lavadoras, lavado de vehículos, soldadura, venta de alimentos, entre otros.

Erica Tomasa Cueto Guerrero, madre del joven Jesid Durango, beneficiario de  este programa, agradeció el apoyo que el Distrito brinda a jóvenes que como su hijo buscan nuevas oportunidades.

-Publicidad-
Erica Tomasa Cueto Guerrero
Erica Tomasa Cueto Guerrero.

“Este es un incentivo para que mi hijo pueda salir adelante, lo cual beneficiará no solo su vida, sino la de toda nuestra familia”, señaló Cueto Guerrero.

Contó que desde hace varios años padece de una enfermedad que con el tiempo fue empeorando ante las preocupaciones de ver a su hijo en malos pasos, pero que hoy al ver a su hijo con ganas de cambiar y ser alguien de bien, su alegría y orgullo de madre le han mejorado hasta su estado de salud.

Por su parte, su hijo Jesid Arango Guerrero de 17 años de edad, indicó que recibir estos insumos de trabajo es de gran importancia para su rehabilitación y sentirse útil dentro de su comunidad.

Gracias a los que han creído en nosotros y apoyan este proyecto para ayudarnos a generar emprendimientos que nos permitan ganarnos el sustento de manera honrada y cambiar las armas y las malas andanzas por herramientas y espacios de trabajo”, anotó Arango Méndez.

Finalmente, los jóvenes que fueron beneficiados con esta iniciativa indicaron que seguirán brindándose apoyo entre ellos y que se comprometen a portarse bien y a trabajar honradamente.