Familia feliz antes de la desgracia. Aparecen Angiercik Paola, Christian Andrés y Valeria Andrea, hermanos de Ivannia; Erika Graterol y Víctor Vanegas, sus padres. Ivannia y Alexander Gutiérrez tomando la selfie.
Familia feliz antes de la desgracia. Aparecen Angiercik Paola, Christian Andrés y Valeria Andrea, hermanos de Ivannia; Erika Graterol y Víctor Vanegas, sus padres. Ivannia y Alexander Gutiérrez tomando la selfie.
-Publicidad-

“Mi esposa era una mujer espléndida y la pandemia me la arrebató”: Alexander Gutiérrez Munevar

Hoy se cumple un mes del fallecimiento de Ivannia Vanegas Graterol, médica riohachera de 30 años de edad. A pesar de todos los cuidados, se contagió y falleció el pasado 7 de diciembre, dejando a su esposo en viudez y dos familias devastadas por su ausencia.

Alexander Gutiérrez Munevar, contó la historia de su esposa en exclusiva a La Guajira Hoy para honrar su memoria y hacer ver a la ciudadanía que la pandemia es una realidad, que hay personas falleciendo por esa enfermedad y el dolor que deja a su paso es inconsolable.

Relató que conoció a Ivannia Loraine gracias a que un tío suyo que trabajaba en un banco con su futuro suegro. Solían hacer viajes vacacionales en familia desde su juventud y la amistad poco a poco se fue convirtiendo en un sentimiento más profundo, pero solo en Alexander.

-Publicidad-

Cuando crecimos le declaré mis sentimientos y me rechazó. Fue en el 2011 que no olvidaré porque fue mi primer intento y fallé. Seis años después, gracias a un amigo en común, volvimos a reencontrarnos y esa vez notó que había madurado”, contó con delicadeza Alexander Gutiérrez.

Un año más tarde Ivannia y Alexander se hicieron novios. La alegría por esta unión embargó a las familias que ya estaban unidas por una amistad, puesto que un posible matrimonio sería el vínculo que uniría para siempre a los amigos.

Ivannia Vanegas y Alexander Gutiérrez contrajeron nupcias en la catedral Nuestra Señora de los Remedios de Riohacha.
Ivannia Vanegas y Alexander Gutiérrez contrajeron nupcias en la catedral Nuestra Señora de los Remedios de Riohacha.

“A mediados del 2018 la relación había madurado tanto que estábamos pensando en independizarnos. Así fue como mi suegro me ofreció un apartamento que tienen en la calle 5. Ya teniendo esa estabilidad, nuestro matrimonio se hizo realidad”, relató con alegría Alexander.

Planificaron tener un hijo y mientras se realizaban los tratamientos para concebir un bebé, adoptaron a Oreo, una mascota que fue recibida como miembro de la familia.
Planificaron tener un hijo y mientras se realizaban los tratamientos para concebir un bebé, adoptaron a Oreo, una mascota que fue recibida como miembro de la familia.

“Le prometí que su cumpleaños 30 iba a tener una fiesta gigantesca, pero terminamos adoptando a Oreo y fue el mejor regalo que pudo tener ese 4 de agosto, en medio de la crisis por la pandemia y la cuarentena mundial”, recordó Alexander con dolor en la voz.

Ivannia era la hija mayor de Erika Patricia Graterol Ahumada y Víctor José Vanegas Serrano. Han vivido toda la vida en Riohacha y se esforzaron en darle estudios, principios y valores a sus cuatro hijos. Aceptaron a Alexander, quien es un ingeniero de Sistemas y lo hicieron parte de la familia, tal como le sucedió a Ivannia en la familia de su esposo.

“Era una mujer espléndida, excepcional, única y con un corazón grandísimo. Este mes sin ella ha parecido una eternidad, la extraño tanto. Era una trabajadora entregada y una hija muy apegada a su familia. Mujer amable, dulce, tierna, humilde, alegre. Se me acaban las palabras para expresar quien era”, describió Alexander con dulzura y voz trémula.

Lamentablemente Ivannia se contagió de covid-19 en noviembre. Se presume que fue durante sus labores en la clínica donde laboraba, puesto que ya le habían realizado pruebas meses atrás resultando negativas y Alexander también enfermó, pero logró superar el virus.

Ivannia Vanegas
Ivannia Vanegas.

El 19 de noviembre, estando en la sala de descanso, Ivannia sintió los síntomas. Se hizo la prueba y para última semana de noviembre ya estaba siendo hospitalizada con un cuadro crítico. Pocos días después, en medio de la zozobra y la preocupación, la familia fue informada de su muerte.

Según Alexander, Ivanna guardaba temor con respecto al covid-19, pero nunca desfalleció en su labor y fue siempre la primera en ofrecerse para trabajar en las dos clínicas donde llegó a laborar.

Siempre la apoyé y estuve a su lado todo el tiempo posible, tal como dicen nuestros anillos de matrimonio. La extraño mucho y me duele”, alcanzó a decir Alexander antes de romper en llantos durante la entrevista concedida a este medio de comunicación.

Un mes después, Alexander Gutiérrez guarda luto por su esposa, quien partió de este mundo la primera semana de diciembre, con lo que tuvo unas festividades y un fin de año lleno del dolor por la ausencia de su querida esposa.

“Al irse el amor de mi vida, no me queda otra cosa. Ella era mi todo, mi mundo, mi felicidad al despertar y mi tranquilidad al dormir. Se fue una mujer con valores éticos altísimos que batalló como una soldada. Solo espero que las personas entiendan que esta pandemia no es un juego, que se cuiden y cuiden a los demás”, reflexionó el Alexander Gutiérrez.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here