Enrique Camilo Herrera Barros y Dilia Rosa Gnecco Pimienta.
Enrique Camilo Herrera Barros y Dilia Rosa Gnecco Pimienta.
-Publicidad-

Dilia Rosa Gnecco Pimienta y Enrique Camilo Herrera Barros, dos hijos de esta tierra que partieron a comienzos del 2021. Con la muerte de estos dos riohacheros se pierden dos legados, quienes debieron dejar banderas las cuales serán recogidas por las nuevas generaciones en el periodismo de la península.

Yiya Ocha‘ como le decían cariñosamente a Dilia Rosa, de 82 años de edad, mientras ‘Iquechón‘ así se hacía llamar Enrique Camilo, con 77 años de edad. La primera falleció luego de tener complicaciones con enfermedades propias a su edad, mientras que el segundo sufrió un paro cardiorrespiratorio y con complicaciones porque estaba contagiado con covid-19.

Dilia Rosa Gnecco Pimienta aunque ya estaba retirada de la Radio, a los micrófonos llegó cuando apenas tenía 18 años de edad, trabajando en la primera emisora de Riohacha y por ende de La Guajira.

-Publicidad-

Por su parte, Enrique Camilo se convirtió en un referente para visibilizar los problemas sociales de La Guajira, como también aconsejaba a los mismos dirigentes de le península para que gestionaran proyectos que verdaderamente generaran beneficio para todos.

A ambos los sepultaron la tarde de este domingo en el cementerio central. Paz en sus tumbas y que ojalá entre los guajiros aparezcan más Dilia Rosa y Enrique Camilo, para que los guajiros tengan defensores de proyectos y jalonen inversión nacional e internacional.