Edilmer José Rojas Atencio.
Edilmer José Rojas Atencio.
-Publicidad-
-Publicidad-

Mantienen su decisión de esperar los resultados de las investigaciones y añaden que fueron forjados para el servicio social desde su hogar

Después de haber pasado por el necesario período de duelo por el fallecimiento de uno de los once hermanos, la familia Rojas Atencio agradeció en un comunicado todas las voces de solidaridad que le fueron enviadas por el fallecimiento de Edilmer José, el más joven de esa familia, quien fue atacado por desconocidos la noche del pasado domingo de carnaval, atentado a bala que hizo necesaria su reclusión en un centro asistencial en salud.

Edilmer José Rojas Atencio.
Edilmer José Rojas Atencio.

Desde entonces, hasta el pasado 7 de marzo, el Mono Rojas, como era conocido por familiares y amigos, permaneció recluido en unidades de cuidados intensivos. Inicialmente fue en Riohacha, donde le hicieron las primeras intervenciones quirúrgicas y posteriormente en la ciudad de Barranquilla donde desafortunadamente se produjo su muerte tras luchar por el restablecimiento de su salud durante 25 días.

Agradecemos infinitamente a la sociedad guajira, a los medios de comunicación y a las instituciones del Estado, por todo el acompañamiento, solidaridad y apoyo recibido con ocasión a los momentos tristes padecidos como consecuencia del injusto atentado y posterior fallecimiento de nuestro hermano Edilmer José Rojas Atencio”, escribieron en el comunicado que este lunes dieron a varios medios de comunicación.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

Los Rojas Atencio dijeron además en la comunicación que ellos continúan, como siempre, aferrados a las buenas costumbres que le han legado sus padres y aunque siguen consternados por la pérdida de su hermano, se acogen a la institucionalidad y esperan los resultados de las investigaciones que puedan esclarecer el crimen.

Nuestra posición familiar como personas de buenas costumbres, respetuosos de la vida y conocedores del deber ser, jamás y nunca podrá ser dirigida en generar violencia y desestabilizar a la sociedad, aunque estemos obnubilados, no podemos desdibujar la fe en Dios, ni tampoco desconocer la competencia de los Órganos Investigativos”, dice el comunicado que aparece firmado por seis mujeres y cuatro hombres hermanos del difunto.

Terminan la comunicación diciendo que ellos son una familia que ha trabajado con abnegación, disciplina y responsabilidad y por eso se convirtieron en profesionales “forjados a pulso” y esos valores del hogar son los que les impiden que alguno de ellos pueda alzar la mano para tomar justicia propia. Sin embargo, sostienen que seguirán esperando el desarrollo de las investigaciones de los organismos competentes.